Huesca
Suscríbete por 1€

Críticas en el valle de Benasque por el nuevo cierre de dos meses de la N-260: "Puede ser devastador"

Vecinos y empresarios consideran desproporcionado que se corte el principal acceso del 21 de abril al 17 de junio y exigen que, como mucho, se prolongue solo hasta finales de mayo.

Foto reciente de las obras de la N-260.
Foto reciente de las obras de la N-260.
Meteobenas

El anuncio de la Unidad de Carreteras del Estado en Huesca del nuevo corte total del tramo de la carretera N-260 entre Campo y Seira del 21 de abril al 17 de junio, ambos incluidos, para agilizar las obras de acondicionamiento de la vía que se están desarrollando en los últimos meses, ha sido recibido con críticas en la Alta Ribagorza. Alcaldes y agentes sociales recalcan los problemas para la economía y el futuro del territorio que puede ocasionar este medida al afectar a un mes de junio que ya es una época con una buena afluencia turística en el territorio.

Nada más conocerse la intención del Ministerio de Transportes, que pretende cerrar la carretera durante prácticamente dos meses entre los puntos kilométricos 393 (al final de la travesía de Seira) y 403 (al comienzo de la travesía de Campo), representantes políticos y económicos del Valle de Benasque han mantenido diversas conversaciones para analizar la propuesta y, de forma unánime, han concluido en mostrar su disconformidad con esta decisión y en reclamar que el corte previsto se prolongue, en el peor de los casos, hasta finales de mayo. 

En este sentido, la Asociación Turística Empresarial del Valle de Benasque ha remitido una carta a la subdelegación del Gobierno en Huesca instando a la reconsideración de la propuesta inicial y reclamando que se escuche a los afectados antes de tomar una decisión definitiva.

El presidente de la asociación, José María Ciria, recuerda que junio es un mes plenamente turístico en la zona y que en este año ya se han organizado para la primera quincena varios eventos y congresos "que pueden peligrar con el cierre de la carretera". Señala así mismo que, desde que comenzaron las obras, los agentes políticos y sociales del territorio han tenido siempre una "total" predisposición a mantener reuniones con los responsables de las obras para pactar los cortes y servidumbres en la carretera "tratando de minimizar en la medida de lo posible el impacto negativo de los trabajos sobre los residentes y visitantes de la zona", y que espera que lo mismo ocurra con esta propuesta.

Por su parte, el alcalde Campo y vicepresidente comarcal, Eusebio Echart, reconoce que la actuación en la carretera va a muy buen ritmo, subraya que la empresa y el Ministerio "están trabajando mucho y bien, con jornadas en que se encuentran en la zona más de 150 trabajadores", y entiende que con el cierre previsto estos próximos días se dará un empujón decisivo a la mejora de este tramo viario. No obstante, considera como Ciria –y como la mayoría de habitantes de la Alta Ribagorza- que hay que reducir la duración de este cierre total de la vía ya que, como señala, "junio es ya un mes que en toda la alta montaña hay mucha actividad" y las complicaciones en la circulación viaria podrán tener un efecto "devastador" para la economía de la comarca.

Por ello, en sintonía con la Atevb, aboga por que el cierre del tramo de la N-260 entre Campo y Seira se circunscriba a los últimos diez días de este mes de abril y al siguiente mes de mayo pero que la vía quede expedita ya a comienzos de junio "porque, si no, el perjuicio económico para las gentes de este territorio –y no sólo para las relacionadas con el sector turístico- puede ser enorme".

Su homólogo de Seira, Daniel Larramona, se confiesa molesto con la propuesta "unilateral" del Ministerio al plantear este cierre de la carretera recalcando que "no han dicho nada a nadie, han actuado por su cuenta, sin consultar con las gentes de la zona, y vamos a tener que negociar en los próximos días estos planes porque si no nos pueden ocasionar un perjuicio tremendo".

El paso de Seira hacia Castejón de Sos se mantendrá siempre abierto

Por lo que hace referencia a la particular situación de Seira, municipio afectado tanto por las obras en el tramo entre la cabecera municipal y Campo como por las que se están desarrollando en la parte inmediatamente anterior que afecta a la consolidación de las paredes del congosto del Ventamillo, Transportes sí ha tenido en cuenta la problemática que se les plantea a unos vecinos que meses atrás tenían cerradas las salidas hacia el norte y al sur y estuvieron, literalmente, incomunicados por carretera durante varias semanas. 

Por ello, ahora se prevé que durante el próximo corte hacia Campo, es decir en dirección sur, puedan en todo momento circular hacia el norte (Castejón de Sos) ya que el paso estará siempre permitido garantizando que en el momento de realizar determinados trabajos en el congosto del Ventamillo se podrá cortar un carril de la N-260, pero siempre habrá al menos un paso alternativo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión