Huesca
Suscríbete por 1€

Luis Felipe: "A veces, desde Zaragoza no se ve más allá de la Z-40"

El alcalde de Huesca asegura que cuando se tiene un vecino con 700.00 habitantes "vale más colaborar que competir" y "la conectividad por carretera y ferrocarril es fundamental". Afirma que la ley que se aprobará en las Cortes resuelve en parte lo que era "una financiación deficitaria" para la ciudad.

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, durante la entrevista de este jueves.
El alcalde de Huesca, Luis Felipe, durante el encuentro informativo organizado ayer por HERALDO en el Hotel Pedro I.
Verónica Lacasa

El alcalde de Huesca Luis Felipe, aseguró que si el Gobierno de Aragón, al frente del cual se halla el también socialista Javier Lambán, tomase una decisión o adoptase una medida que perjudicara a la capital oscense, él no ahorraría las críticas porque "el PSOE del Alto Aragón no va a renunciar a defender el territorio". Según dijo, a veces, "responsables institucionales de Zaragoza, no ven más allá de la Z-40". Es entonces cuando las políticas que pueden cuajarse en un despacho o en el Parlamento pueden tener "efectos devastadores sobre el terreno".

Luis Felipe participó ayer en un encuentro informativo en el Hotel Pedro I de Huesca organizado por HERALDO, donde fue entrevistado por el director de este medio, Mikel Iturbe. El alcalde se refirió a los desencuentros que en ocasiones surgen con el Ejecutivo aragonés apuntando que "hay matices" que diferencian a los socialistas altoaragoneses de los de Zaragoza o Teruel que a veces "se interpretan como discrepancias orgánicas".

Ante un numeroso y heterogéneo auditorio, el primer edil oscense aseguró que la ciudad tiene un reto: conseguir que una parte de los miles de turistas que pasan por la A-23 de camino al Pirineo entren en Huesca. Para empezar, se quiere cautivar a quienes viven en Zaragoza y para ello los dos ayuntamientos firmaron el 21 de marzo un convenio de colaboración que tiene como fin promocionar la riqueza de ambas capitales como destino turístico entre sus ciudadanos.

El tren

Luis Felipe señaló que cuando se tiene un vecino de 700.000 habitantes a media hora de distancia "vale más colaborar que competir" y para esto "la conectividad por carretera y por tren es fundamental". En este sentido, recordó que en la reunión que mantuvo a principios de marzo el presidente de Renfe, Isaías Táboas, con el director general de Operaciones, José Luis Cachafeiro, ya les planteó que el servicio de cercanías entre Huesca y Zaragoza "tiene que ser pronto una realidad y debe ser de utilidad para estudiantes y profesionales, además de un complemento para los trenes AVE que salen de la capital aragonesa hacia Madrid".

Según dijo, por el corredor viario que une las dos ciudades, separadas por 70 kilómetros, transitan más de 16.000 personas cada día, que pueden ser más cuando se cuente con nuevos servicios ferroviarios. "Entonces, como hemos hecho con el convenio de turismo, tendremos que sentarnos a hablar con el Ayuntamiento y el Consorcio de Transportes de Zaragoza de forma que esa mayor conectividad tuviera su repercusión en los tranvías y los autobuses y en los propios trenes de cercanías de la capital aragonesa", señaló Luis Felipe.

La contemporización con Zaragoza presenta , no obstante, algún límite que el alcalde solicita que no se traspase. "Pido que se nos apoye y se nos respete como ciudad referente en cuanto a la formación específica en ciberseguridad", manifestó. Precisó que hoy, para cubrir la demanda, se necesitan 30.000 profesionales en la materia, que serán 80.000 en 2024. "Ahí se nos abre un horizonte importante", apostilló.

Durante la entrevista se recordó que fue el pasado mes de febrero cuando el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, propuso que la ciudad fuera una sede nacional de ciberseguridad. El propio presidente Lambán le indicó que Huesca ya está trabajando en ello. Ayer, Luis Felipe insistió en que el Ayuntamiento oscense tiene firmado una convenio con la secretaria de Estado de Interior para impartir formación especializada contra los ciberdelitos a los profesionales de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Felipe apuntó que "la singularidad es importante para cooperar entre administraciones y territorios, y por eso no es bueno que haya esa tentación de que todo vaya a Zaragoza". En todo caso, comentó que esto no quiere decir que la ciberseguridad se imparta solo en Huesca sino que "la ciudad debe ser la referencia de esta especialidad formativa".

El campus

El convenio con la Secretaría de Estado de Interior se firmó el pasado verano y a finales de este mes de febrero comenzó en el Parque Tecnológico Walqa el curso de ciberseguridad que formará a 20 expertos. "En su presentación, el rector de la Universidad de Zaragoza se comprometió a que esa formación no se iba a replicar en otros campus aragoneses", dijo ayer el alcalde.

Luis Felipe afirmó que coincidía con la política del rector José Antonio Mayoral de descentralizar los estudios, de dar formación fundamentalmente de posgrados y especializar el propio campus oscense. A este respecto, se mostró partidario de renovar los planteamientos defendidos hasta ahora en reivindicación universitaria. "Tenemos que ser valientes y dejar ese debate de mantener grados como Medicina", propuso.

A sabiendas de que su idea tendrá detractores, indicó que conviene preguntarse "si es factible que pueda haber dos grados completos de Medicina en dos ciudades que están a 70 km una de otra o ¿tenemos que buscar la fórmula de que haya nuevas titulaciones que no tienen los campus de Zaragoza ni Teruel?". "Tenemos que repensar la estrategia", dijo.

La financiación estable

Otra cuestión pendiente del Ayuntamiento oscense es el dinero que llega desde el Gobierno de Aragón. Luis Felipe indicó que, efectivamente, hubo un momento en el que llegó a proponer firmar un acuerdo para conseguir como capital de provincia el estatus que tiene la ciudad de Zaragoza. "Huesca podría acogerse a esa ley, pero hemos avanzado bastante y hay un proyecto que está a punto de aprobarse en las Cortes de Aragón que resuelve una parte importante de lo era la financiación deficitaria de Teruel y Huesca", explicó.

Según dijo, lo que la ciudad necesita es que la aportación económica que se recibe anualmente desde el Ejecutivo aragonés "sea estable en el tiempo, que no haya altibajos, que su montante no sea voluntad del responsable político de turno en el Pignatelli". Asimismo, señaló que esta asignación "no debe estar tutorizada sino que sea el Ayuntamiento el que tenga autonomía para destinar esos recursos donde considere". Por último, apuntó que "esta financiación debe estar abierta a la posibilidad de aumentar según lo hagan los parámetros y necesidades de la propia capital".

Además, manifestó que la Ley de Capitalidad que en su momento llegó a reclamarse, tiene un inconveniente, que es el coste en estructura administrativa y que, de llevarse a cabo supondría duplicar el gasto actual.

Luis Felipe afirmó que, como alcalde, "no me siento maltratado con respecto a las políticas del Gobierno de Aragón para la ciudad de Huesca porque las inversiones importantes están llegando". "Y me siento muy bien acompañado por las políticas de la Diputación Provincial", añadió. En este sentido, reconoció que "cuando gobiernas en todos los sitios es más difícil hacer una política reivindicativa". "Pero yo lo he dicho siempre, por encima del interés de tu partido está el de tu ciudad", resaltó.

Las fiestas de San Lorenzo

A la pregunta sobre las fiestas de San Lorenzo de 2022, el alcalde de Huesca manifestó que "es posible que aún veamos mascarillas porque son fiestas populares, de calle, que se viven en grupo". "Las estamos trabajando para que sean como siempre han sido porque la ciudad necesita vivirlas así y eso se sabe porque en cualquier evento social o cultural hay una importante presencia de personas".

Luis Felipe destacó que las personas somos seres sociales. "Si como tales les limitas las interacciones les estás provocando un efecto que tendrá sus consecuencias, ya que tenemos necesidad de tocarnos, relacionarnos, compartir...", dijo con total convencimiento. "Eso son las fiestas de San Lorenzo", agregó. Además, recordó que él siempre ha dicho que la fiesta "es una expresión de la colectividad y expresa la personalidad de una ciudad".

Sin ocultar su entusiasmo por unas fiestas que la pandemia obligó a suspender durante dos años, el alcalde aludió incluso a las ciencias antropológicas para señalar que "las poblaciones pequeñas necesitan rebajar el nivel de rigidez para la expresión y, gracias a las fiestas de San Lorenzo, posiblemente una ciudad como es Huesca pueda vivir ordenada todo el año porque hay una parte de desorden que se permite en esos días". 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión