Huesca
Suscríbete

Ordesa se prepara para recibir en 2022 otro aluvión de visitantes

El tirón del 2021, con 595.788 turistas, ha aconsejado ampliar el calendario de los puntos de información y el servicio de autobús a la Pradera. En vísperas de Semana Santa se reparan los daños causados por los rigores invernales. 

Los trabajadores realizan estos días todo tipo de labores de mantenimiento.
Los trabajadores realizan estos días todo tipo de labores de mantenimiento.
Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el espacio natural más visitado de Aragón, se prepara estos días para la temporada de mayor afluencia turística, que comienza con la Semana Santa. A la vista de las cifras del año pasado, que rozaron las 600.000 personas, pese a las restricciones de movilidad por la pandemia, se ha decidido mejorar los puntos de información y el servicio de autobús. El usuario se encontrará además con algunas novedades, como la prohibición de pernocta en el valle de Ordesa. 

En el parque trabajan estos días más de 70 personas, entre personal del Gobierno de Aragón y de la empresa pública Sarga. En vísperas de la Semana Santa se está haciendo un esfuerzo "tremendo", asegura su directora, Elena Villagrasa, para reparar la red de senderos, retirar árboles caídos o hacer el mantenimiento de barandillas y miradores, afectados por las inclemencias meteorológicas del largo invierno. Los desperfectos se van atendiendo en función de la prioridad, de si es una mejora estética o una cuestión de seguridad. Todavía permanece cerrado algún mirador. "A ver cómo salimos del último temporal, porque seguro que tendrá repercusión en los trabajos planificados", indica la directora.

El parque abrirá este año más días los espacios para atender a los visitantes. En total hay 10, entre los centros de interpretación y los puntos de información. Los ubicados en distintos emplazamientos de Torla, Escalona y Bielsa, con mayor frecuentación, están operativos todos los días, pero otros solo funcionan en Semana Santa, durante el verano y los sábados y domingos. Este año se va a reforzar la información en el valle de Pineta y en el punto de San Urbez (Añisclo), que abrirá 42 días más.

El servicio de autobuses del valle de Ordesa también amplía su calendario prolongándose en otoño. Se pondrá en marcha en Semana Santa, del 14 al 17 de abril, y luego para el verano, del 24 de junio al 11 de septiembre, y se mantendrá los fines de semana en octubre. "Hemos preparado la temporada teniendo en cuenta los datos de visita del año pasado", afirma Elena Villagrasa. La elevada afluencia obligó a cerrar 18 veces el acceso a la Pradera desde Torla, 12 por superar el aforo máximo de 1.800 personas de forma simultánea en este sector, unas cifras nunca vistas. 

Otras de las novedades es la nueva regulación de la pernocta en el valle de Ordesa, con la prohibición de acampada nocturna, salvo en una zona acotada en el exterior del refugio de Góriz, previa reserva. El Parque quiere dar la mayor difusión al cambio de normativa con cartelería en todas las entradas en varios idiomas y mensajes en redes sociales, en la web o en los folletos del bus. El objetivo, comenta la directora, es "que nadie llegue sin saber que tenía que hacer la reserva".

Además, se va a empezar a utilizar el anexo del parador de Torla, a disposición de la comunidad científica para alojar a investigadores o voluntarios medioambientales y estudiantes en prácticas formativas, con reserva previa justificando el trabajo. Se usó el año pasado con carácter piloto, con unos 40 usuarios.

De momento no se contempla poner en marcha un sistema de reservas para el parquin o el autobús, un asunto competencia del Ayuntamiento de Torla, pese a que el estudio de movilidad realizado el año pasado aconsejaba la creación de una web de reservas para evitar las colas. "Más pronto que tarde habrá que hacerlo, para reservar una plaza de parquin y el tique del autobús. Si no de todas las plazas sí de una parte, porque cualquier planificación ayuda a la gestión", recomienda la directora.

Casi 600.000 visitas, pese a la pandemia

Pese a las restricciones de movilidad vigentes en los primeros meses del año por la covid, Ordesa cerró el 2021 con una cifra de visitantes similar a los años de la prepandemia, 595.788. Los meses con más tirón fueron agosto (167.349), julio (117.173), septiembre (74.852) y junio (64.273). Octubre estuvo cerca (60.186), e incluso hubo buenas cifras en noviembre (23.882) y mayo (26.108), demostrando la tendencia a la desestacionalización. También se nota un reparto más equilibrado por el territorio. El sector de Ordesa sigue siendo el de mayo tirón (224.687), pero cerca está el de Pineta (180.228), con 500 vehículos algunos días. Les sigue Añisclo (140.686) y por último Escuaín (50.187).

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión