Huesca
Suscríbete por 1€

Cruz Roja ofrece 58 plazas para refugiados ucranianos en dos residencias de Huesca y Alcalá de Gurrea

El servicio de la capital oscense está destinado a largas estancias e incluye un programa de acompañamiento. El de Alcalá, cedido por el Ayuntamiento, será un recurso de emergencia con solo alojamiento y manutención.

La nueva residencia de mayores de Alcalá de Gurrea servirá temporalmente como centro de acogida de refugiados ucranianos.
La nueva residencia de mayores de Alcalá de Gurrea servirá temporalmente como centro de acogida de refugiados ucranianos.
Ayuntamiento de Alcalá de Gurrea.

La Asamblea Provincial de Cruz Roja en Huesca ha respondido al llamamiento realizado desde sus oficinas centrales en España para disponer de más recursos de alojamiento para atender la previsible avalancha de refugiados huyendo de la guerra en Ucrania y ha logrado habilitar hasta el momento un total de 58 plazas entre dos residencias ubicadas en la propia capital oscense y en la localidad de Alcalá de Gurrea

Como explica Sifro González, coordinador provincial de Cruz Roja, cada uno de estos centros tendrá funciones distintas. Así, en el caso de la capital van a contar con 23 plazas en una antigua residencia ubicada en el paseo de Ramón y Cajal. Los usuarios podrán beneficiarse de estancias largas de hasta 16 meses con un programa de acompañamiento que incluye la enseñanza del idioma, la escolarización de los niños, la gestión de todo tipo de trámites administrativos... 

Además, han llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento de Alcalá de Gurrea para obtener la cesión de la nueva residencia de mayores que está ya acabada pero que aún no se había estrenado a la espera de obtener la autorización definitiva del Instituto Aragonés de Servicios Sociales para sus 35 plazas. Este recurso tendrá un formato más de emergencia, es decir, para atender estancias cortas de 30 días como máximo durante los que se les proporcionara un lugar seguro y protegido con alojamiento y manutención casi exclusivamente, aunque la entidad lo complementará con algún otro servicio en función del perfil de las personas que lleguen. 

Ahora, Cruz Roja Huesca está a la espera de que el Ministerio de Exteriores les envíe refugiados a estos dos centros. "No está destinado a gente que venga por libre, sino para aquellas personas que llegan a través de contingentes", ha recalcado.

Mientras tanto, desde la entidad siguen insistiendo en la importancia de canalizar la ola de solidaridad a través de contribuciones económicas. Hasta ahora, Cruz Roja ha recaudado ya cerca de 12 millones de euros que han permitido enviar material humanitario (víveres, toldos plásticos, mantas...) solicitado por sus homólogos que trabajan en los países colindantes con Ucrania. "Es la forma más eficaz porque los envíos particulares son una mala práctica humanitaria que solo crea colapsos en las fronteras provocando que los alimentos se lleguen a pudrir porque van sin orden ni concierto", ha advertido el coordinador provincial.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión