Huesca
Suscríbete por 1€

Desenchufan la ambulancia de Graus y obligan a un paciente a esperar 45 minutos

La Unidad de Soporte Vital Básica ha sufrido dos actos vandálicos en los últimos días que han obligado a activar otros vehículos sanitarios, el último una UVI móvil porque el paciente empeoró mientras esperaba.  

Un desconocido desconectó el cable que recarga las baterías de la ambulancia durante la noche.
Un desconocido desconectó el cable que recarga las baterías de la ambulancia durante la noche.
Heraldo

El gesto puede no parecer muy grave, pero sí lo son sus consecuencias. Desenchufar el cable que durante la noche recarga las baterías de una ambulancia puede implicar que al día siguiente, cuando se necesita para una urgencia, el vehículo no arranque y no pueda prestar el servicio. Ha ocurrido, y no una vez sino dos, en Graus, donde ha sido necesario activar otras unidades para atender a los pacientes, que han tenido que esperar entre 30 y 45 minutos, por culpa de la gamberrada perpetrada por uno o varios individuos al  desenchufar el cable que conectaba a la corriente eléctrica la Unidad de Soporte Vital Básico

La ambulancia se aparca en la calle, en la zona de urgencias del centro de salud, como ocurre con muchos otros vehículos de las emergencias sanitarias. Durante la noche, las baterías (dispone de una auxiliar) quedan enchufadas a la red eléctrica a través de un cable para recargarse. Esto permite alimentar diversos dispositivos en el interior, como un calientasuelos por si hay que atender casos de hipotermia. Además, algunas medicinas deben conservarse en la nevera, y existe una calefacción estática que funciona con la ambulancia parada.  

La primera gamberrada ocurrió en la madrugada del 13 de marzo. Cuando el conductor fue activado (la guardia no es presencial) y acudió a coger el vehículo, este no arrancó, por lo que hubo que activar otra ambulancia y el paciente tuvo que esperar para ser trasladado. 

El pasado fin de semana se repitió el incidente, "más sangrante", cuenta el conductor, Sergio Barrull. La ambulancia se requirió para un paciente que urgentemente debía ir al Hospital de Barbastro. Se avisó a otra ambulancia, pero entretanto no llegaba, el estado del enfermo se agravó y finalmente el médico decidió llamar a una UVI móvil para el traslado.    

Barrull ha hechos públicos estos incidentes para enviar que se repitan. Envía un mensaje al autor y le pide que reflexione sobre las consecuencias de su acción: "tarde o temprano, tú o un ser querido, necesitará una ambulancia, y entonces querrás que lleguemos en el mínimo tiempo posible, y lo haremos, créeme, si nos dejas". 

Barrull también es concejal del PP en el Ayuntamiento de Graus y consejero comarcal en la Ribagorza. Asegura que no tiene un móvil político, aunque hace unas semanas protestara por la situación y el recorte de ambulancias en el medio rural llevando el debate a esas instituciones. 

  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión