Huesca
Suscríbete por 1€

Investigado por matar a siete cachorros de perro y tirarlos a la basura en Binaced

El Seprona de la Guardia Civil acusa a un hombre de 34 años de delito de maltrato animal. También lo investiga por el abandono de otro perro, al que tenía sin comida ni agua.  

Agentes del Seprona de la Guardia Civil
Agentes del Seprona de la Guardia Civil, que ha llevado a cabo la investigación
Guardia Civil

Un hombre de 34 años, vecinos de la Comarca del Cinca Medio, está acusado de matar a siete cachorros de perros y dejar malherido a otro, a los que tiró a un contenedor de basura en Binaced. Además de por el delito de maltrato animal, se le investiga por otro de abandono, tras localizar a otro can en condiciones de insalubridad y sin alimento ni agua. 

La operación la ha llevado a cabo la patrulla de Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza) de la Guardia Civil de Monzón. Los agentes vieron en las redes sociales y en un medio de comunicación que se habían localizado los cadáveres de siete cachorros de perro en un contenedor en Binaced, encontrando a un octavo malherido con un fuerte golpe en la cabeza.

Los animales presentaban diferentes traumatismos, principalmente en la cabeza, lo que les causó la muerte a todos excepto a uno. Este fue acogido por una asociación de defensa animal, que lo cuidó para recuperarlo de las graves lesiones que presentaba. En sus redes sociales explicó que los ocho cachorros tenían unos cuatro o cinco meses. Aparecieron en el contenedor en dos sacos distintos, siete de ellos "muertos a palazos". Al que sobrevivió lo llamaron Buddy. Tenía un traumatismo craneoencefálico, y otras dolencias.

Se inició una investigación en la que, según la Guardia Civil, ha resultado fundamental tanto la colaboración ciudadana como de la asociación. Mientras el Seprona intentaban averiguar quién era el propietario de los cachorros, los agentes del cuartel de Tamarite de Litera localizaron a un perro en situación de abandono en una vivienda del Cinca Medio. El animal no tenía ni comida ni agua, presentaba claros signos de desnutrición, además de encontrarse en unas condiciones pésimas de salubridad. Lo recogieron y lo llevaron a la asociación de defensa animal, donde vieron que había contraído varias infecciones.

Gracias a la colaboración de estos agentes y de la asociación, los investigadores del Seprona pudieron determinar que existía una relación entre ambos hechos y dar con la identidad del posible autor, que deberá presentarse ante el juzgado número 2 de Monzón cuando sea requerido.

Tanto el perro recogido con vida del contenedor, como el hallado en pésimas condiciones en la vivienda quedaron bajo la custodia de la asociación para su recuperación y posterior adopción. Ambos han requerido de asistencia veterinaria para sobrevivir, debido a las graves lesiones sufridas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión