Huesca
Suscríbete por 1€

Dos instructores de vuelo proyectan una nueva escuela en el aeropuerto de Huesca

Antiguos empleados de Airways Aviation, la empresa que mantuvo en el aeródromo un centro de formación hasta verano de 2020, buscan financiación para crear un campus aeronáutico de referencia internacional. 

El uso comercial del aeropuerto se ha limitado prácticamente a los vuelos chárter de la SD Huesca y de otros equipos de Primera y Segunda.
El uso comercial del aeropuerto se ha limitado prácticamente a los vuelos chárter de la SD Huesca y de otros equipos de Primera y Segunda.
SD Huesca

Pedro Ortiz, antiguo jefe de enseñanza de Airways Aviation, y Marcos Vila, también instructor en la empresa que hasta 2020 mantuvo en el aeropuerto de Huesca un centro de formación, proyectan crear un campus aeronáutico internacional en la capital oscense con una escuela de pilotos como primera semilla.

Ambos han constituido la empresa Barbatus Aeronautics con el objeto de impulsar este proyecto, cuyo desarrollo se ha visto condicionado por la pandemia, según explica Vila. Desde finales de 2020, ya con el plan de viabilidad económica en la mano, se han reunido con diferentes administraciones, Cámara de Comercio, CEOS-Cepyme y Universidad de Zaragoza para presentar su planteamiento. "Estamos elaborando todo para que, cuando dispongamos de la financiación adecuada, podamos arrancar en el menor tiempo posible", señalan. 

El proyecto engloba una escuela de vuelo y un centro de formación de técnicos de mantenimiento. Se contempla además un acuerdo con la Universidad de Zaragoza para el desarrollo de titulaciones compatibles con la formación de pilotos y otras vinculadas al mundo aeronáutico.

Marcos Vila comenta que el proyecto "está muy bien hilado y perfilado" y que se ha tanteado a inversores dentro y fuera de Huesca. "Ahora estamos hablando con dos bancos y un intermediario financiero para ver si podemos costearlo así", apunta. Según los números que maneja la empresa, la escuela de pilotos empezaría con 18 alumnos hasta alcanzar los 96 anuales (los cursos son de año y medio). "Significaría trabajar con 200 personas a la vez, lo que conllevaría un impacto de 4 millones en la ciudad y sus alrededores", apunta Vila.

Solo el centro de formación crearía 40 empleos de alta cualificación (10 para empezar) entre instructores y personal administrativo. En diez años está planificado disponer de 25 aviones. Marcos Vila manifiesta que el nivel académico de nuevo centro de formación "será  superlativo". "Es la única manera de diferenciarnos bien de cualquier otra empresa. Nadie en Europa hace lo que vamos a hacer nosotros, que es agrupar todo en un solo espacio y bajo un solo paraguas para que se retroalimente entre sí", explica. Según dice, solo hay una empresa similar y está en Florida (Estados Unidos).

La situación geográfica, la meteorología, las instalaciones y el escaso tráfico aéreo del aeropuerto son las condiciones que han animado a estos promotores a elegir dicho espacio para desarrollar su proyecto. "Hemos hablado con todo el mundo y la acogida es buena. Están intentado buscar la fórmula para poder ayudarnos de la mejor manera", apostilla Vila.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión