Huesca
Suscríbete por 1€

Biescas propone un viaje en el tiempo a través de 22 fotografías antiguas

Las imágenes van acompañadas de un código QR que al escanearlo reproduce una explicación audio-guiada de la propia imagen, con curiosidades y detalles que se nos pueden escapar.

Inauguración del recorrido de fotografías antiguas en las calles de Biescas.
Inauguración del recorrido de fotografías antiguas en las calles de Biescas.
Laura Zamboraín

Biescas anima a realizar un viaje en el tiempo para descubrir esta localidad de una forma especial y diferente. Se ha puesto en marcha un recorrido etnográfico que convierte las calles en un auténtico museo al aire libre, a través de fotografías antiguan que muestran diferentes zonas de la villa como eran antiguamente. Estas imágenes se han colocado en los lugares donde se tomaron, de manera que se puede comprobar como era Biescas antes y cómo ha evolucionado hasta el presente.

Se trata de un itinerario de 22 fotografías antiguas que abarcan desde 1905 hasta los años 40. Las imágenes van acompañadas de un código QR que al escanearlo reproduce una explicación audio-guiada de la propia imagen, con curiosidades y detalles que se nos pueden escapar. Este proyecto tan novedoso ha sido impulsado por la asociación Erata, y ha contado con el ayuntamiento de Biescas y la Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala.

Además se ha elaborado un folleto que permite seguir el recorrido de las fotografías, material “que se ha trabajado con mucho cariño y que tiene su encanto, ya que está diseñado en un tono también antiguo”, señala Nuria Pargada, alcaldesa de Biescas. Incluye un mapa con los 22 enclaves donde se han colocado las fotografías, todas a lo largo de Biescas excepto una, que se ubica en el Puerto, a 1.500 metros de altura. “Desde el ayuntamiento queremos invitar a la gente a ver ese antes que teníamos en Biescas y compararlo con el presente”, añade la alcaldesa.

Las fotografías abarcan desde 1905 hasta los años 40.
Las fotografías abarcan desde 1905 hasta los años 40.
Laura Zamboraín

Este proyecto se pone ahora en marcha, después de dos años de investigación. “La idea inicial era dar a conocer a la gente la evolución que han tenido las calles y plazas de Biescas, porque ha sido notable, y sobre todo después de la Guerra Civil, porque Biescas estuvo muy castigado”, explica Antonio Lalaguna, presidente de Erata. A raíz de esta idea “hemos estado investigando cerca de dos años en diferentes archivos fotográficos, recopilando imágenes y después seleccionando las que eran más apropiadas para colocar”. El resultado “salta a la vista y llama la atención”, ya que las fotos “están colocadas en los puntos donde fueron tomadas, por lo que se tiene una visión muy clara del antes y el ahora”, añade Lalaguna.

Entre las imágenes curiosas destaca una del antiguo lavadero. “Coincidió que estábamos haciendo la recuperación del lavadero y con una de estas fotografías pudimos constatar que estaba cubierto, por lo que se le dio un giro al proyecto y se hizo como aparecía en la fotografía”, recuerda el presidente de Erata.

Otra a destacar es la de la iglesia del barrio de la Peña. “La torre sale más hacia afuera de lo que estaba antes de la guerra”, subraya Pol Campo, miembro de Erata que también ha trabajado en este proyecto. La iglesia contaba en sus inicios con una torre medieval, que no se llegó a destruir pero quedó muy dañada, por lo que edificaron “sobre una capilla que estaba aneja, de ahí que se vea algo desplazada”.

La Reserva de la Biosfera ha contribuido al proyecto financiándolo para crear los cartles con las imágenes. “Nos plantearon colaborar y nos pareció un proyecto muy interesante, además es un poco la filosofía de la Reserva”, tal y como ha concluido Sergio García, gerente de la Reserva Biosfera Ordesa-Viñamala.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión