Huesca
Suscríbete por 1€

Podemos Equo pide que Huesca honre al vecino que descubrió un cometa en 1923

Propone que el Ayuntamiento coloque una placa y un código QR en la fachada de la casa donde nació Arturo Bernad Acín (1875-1935) y que en 2023 se conmemore el centenario del avistamiento de este cuerpo celeste.    

Número 7 de la plaza Lizana, donde está la casa natal de Arturo Bernard.
Número 7 de la plaza Lizana, donde está la casa natal de Arturo Bernard.
Heraldo.es

El número de cometas periódicos conocidos es de unos 2.000 y entre todos los que se han localizado a lo largo de la historia solo uno lleva el nombre de un vecino de Huesca, el C/1923T1 Dubiago-Bernad. El grupo municipal de Con Huesca Podemos Equo quiere que la ciudad conozca este hecho y que se honre al descubridor de este cuerpo celeste. Para ello y coincidiendo con el centenario de este avistamiento, ha presentado una moción al próximo pleno.

En la propuesta de resolución, plantea que el Ayuntamiento coloque  una placa y un código QR en la fachada de la vivienda de Plaza Lizana número 7, casa natal de Arturo Bernad Acín (1875-1935), doctor y descubridor del cometa, "en recuerdo y reconocimiento de nuestro ilustre vecino". Además, solicita que a lo largo de 2023, en colaboración con la Agrupación Astronómica de Huesca, se organicen actos para  conmemorar el centenario del descubrimiento y que una calle de la ciudad pase a llamarse  Doctor Arturo Bernard Acín. Igualmente, propone se incluya en la ruta de Patrimonio Invisible la visita a la casa natal de este médico y la explicación del descubrimiento. 

El cuerpo de la moción explica que Arturo Bernard Acín nació el 12 de enero de 1875. Su padre, Simeón Bernard Tejero, fue Oficial de Secretaría y Contador de fondos municipales en el Ayuntamiento de Huesca durante 40 años, además de representante y administrador de la obra del Premio Nobel de Literatura Jacinto Benavente. Arturo terminó los estudios de medicina en 1905 y continuó con los de Náutica en la Escuela de Barcelona, formación que le proporcionó abundantes conocimientos de astronomía, afición que cultivaría durante toda su vida.

Desde 1906 formó parte de la Sociedad Astronómica Francesa. Después de trabajar como médico de trasatlánticos, decidió dedicarse a la Medicina en tierra. En 1917 se le concedió plaza de médico de la Beneficencia Municipal de Madrid, para terminar consiguiendo la plaza de Médico Titular de Colmenarejo, población de la sierra de Madrid.

Escribió a los observatorios de Lyon y París, pero las cartas llegaron con una semana de retraso

"La tarde del 11 de octubre de 1923, mientras hacía observaciones de estrellas variables, vio un objeto que parecía ser un cometa", continúa el texto. Lo comunicó por teléfono al día siguiente al Observatorio Astronómico de Madrid. De manera simultánea, escribió a los observatorios de Lyon y París, pero las cartas llegaron con una semana de retraso y el seguimiento del posible cometa "ya solo era posible desde otro hemisferio".

París trasladó la petición al Observatorio de Copenhague, que era donde se registraban oficialmente estos descubrimientos. Sin embargo, para infortunio de Bernard,  la localización del cometa ya había sido comunicada por el astrónomo y astrofísico ruso Aleksandr Dmitrievich Dubiago desde el Observatorio de la Universidad de Kazán (Rusia), que lo había visto dos días más tarde. Es por eso que el  C/1923T1 pasó a llamarse Dubiago-Bernard.

"Bernard Acín falleció el 1 de marzo de 1935, según recoge el periódico semanal de Jaca El Pirineo Aragonés"', señala el portavoz de Con Huesa Podemos Equo, Óscar Sipán. "Mientras que Aleksandr Dmitrievich Dubiago recibió homenajes tan curiosos e importantes como la concesión en 1964 de un cráter lunar que lleva su nombre, el único reconocimiento que el oscense obtuvo por su descubrimiento fue la medalla Donohe de la Sociedad Astronómica del Pacífico, con sede en San Francisco (California)", añade el concejal. .

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión