Huesca
Suscríbete por 1€

Los embalses del Cinca afrontan una de las peores sequías de los últimos 40 años

La Junta de Riegos del Alto Aragón aprobará el próximo lunes el inicio de la campaña con restricciones para 140.000 hectáreas.

Sequía en el pantano de Mediano por la falta de lluvia
Sequía en el pantano de Mediano por la falta de lluvia. En la última semana ha vuelto a bajar 
Javier Navarro

Cada semana que pasa sin llover, crece la incertidumbre. El fantasma de sequías como la vivida en 2005 planea sobre el sistema Gállego-Cinca, que abastece 140.000 hectáreas en las provincias de Huesca y Zaragoza. Aquel año, la Comunidad General de Riegos del Alto Aragón calculó un descenso del 40% en la renta agraria por falta de agua y un perjuicio directo de 50 millones de euros, además de otros 15 de pérdidas en negocios vinculados al sector agrario. Entonces se suministró escasamente un 50% de la dotación necesaria para los cultivos.

Las precipitaciones que acompañan habitualmente a la primavera pueden aliviar la sed, pero de momento los regantes de este sistema afrontan uno de los peores inicios de campaña de los últimos 40 años en cuanto a reserva de agua. La Junta de Gobierno de la Comunidad General se reúne el próximo lunes para ponerle fecha, dando por seguro un arranque con cupos ante la escasez de agua en los embalses.

Las dos presas de la cuenca del Cinca, Mediano y El Grado, verdadero pulmón de Riegos del Alto Aragón, con una explotación conjunta, sumaban ayer un volumen de 503 hectómetros cúbicos, a los que hay que restar 200 hectómetros no útiles, de embalse muerto, por la cota de la toma del canal de El Grado.

En conjunto, están al 52,9% de capacidad, uno de los porcentajes más bajos desde 1981, según los registros históricos de la Confederación Hidrográfica del Ebro. El sistema Mediano-El Grado solo tuvo niveles inferiores, por las mismas fechas previas al inicio de la campaña, en 1989 (52,7%), 2008 (51,5%) y 2012 (51,3%). Incluso en la sequía de 2005, el dato era mejor (55,7%). La temporada de 2021 empezó con los dos embalses al 80%.

Mediano, por donde entra el agua del Cinca, ha seguido perdiendo reservas en la última semana. Este lunes estaba al 28%, mientras que el grueso se sigue almacenando en El Grado (94%), por la producción hidroeléctrica. El otro gran embalse del sistema, La Sotonera, en la cuenca del Gállego, se sitúa al 67% (guarda 120 hectómetros cúbicos), un porcentaje similar al de los otros dos de la cabecera de este río, más pequeños, que suman 50 hectómetros.

Riego extraordinario durante tres días

La sequía ha obligado a dar un riego extraordinario. A finales de la semana pasada, las comunidades de regantes tuvieron abastecimiento durante tres días para aliviar la sed de los cultivos de invierno. Según los agricultores, "era una necesidad y se ha regado casi como en pleno verano, porque las siembras no nacían".

La Junta de Gobierno de Riegos del Alto Aragón decidirá el día 28 la fecha de inicio de campaña, pero su presidente, César Trillo, ya anunció este lunes que será una apertura anticipada en vista de la situación. Además se tomará la decisión de empezar con cupos, confirmó. De las cantidades asignadas se descontará el riego extraordinario del pasado fin de semana.

Respecto a la comparación con otros episodios de déficit hídrico de las últimas décadas, César Trillo recordó que desde entonces ha crecido la superficie a regar y por lo tanto hay que repartir las reservas entre más hectáreas. "Han entrado en servicio miles de hectáreas y tenemos además los caudales ambientales, con los que hay que cumplir". En caso de prolongarse las restricciones, peligraría además el abastecimiento a las hectáreas de riego a precario, unas 8.000.

El presidente de Riegos vaticina un año "complicado". Confía en que no haya problemas para salvar la cosecha de invierno, "pero si sigue sin llover en los dos próximos meses, como en enero y febrero, ya no lo podemos garantizar". "Tenemos la primavera por delante, pero ni 10, ni 20 ni 30 litros nos salvan. Para que pudiera llegar a ser una campaña normal ha de llover mucho, para consumir menos agua, y haría falta tener los embalses llenos a finales de mayo o principios de junio", añade.

La cuenca del Cinca está actualmente en prealerta, pero los regantes dan por seguro que cuando empiece la campaña saltará a situación de alerta.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión