Huesca
Suscríbete por 1€

Montanuy se prepara para la conexión con la estación de esquí de Cerler

Proyecta párquines disuasorios en Aneto y Fonchanina, vehículos eléctricos y una carretera de 8 km al frente de nieve.

El primer telesilla que conecta Cerler con el valle de Castanesa.
El primer telesilla que conecta Cerler con el valle de Castanesa.
Aramón

El Ayuntamiento de Montanuy está trabajando en distintas acciones para materializar su sueño de tener unas pistas de esquí gracias a la ampliación de la estación de Cerler hacia el valle de Castanesa. La inyección de 8 millones de euros de fondos europeos de recuperación aprobados para este municipio de la Ribagorza, con 160 residentes permanentes repartidos en 17 núcleos, le permitirá la construcción de dos aparcamientos, la carretera de unión con el frente de nieve y un sistema de transporte sostenible con vehículos eléctricos, además de medidas de dinamización turística en uno de los territorios más despoblados de Aragón.

La administración local, en colaboración con la Dirección General de Turismo del Gobierno de Aragón, prepara la licitación de los proyectos, que deberán estar ejecutados en 2024.

En paralelo a la construcción de los telesillas para la conexión con Cerler (esta temporada se ha estrenado el primero de los tres previstos), se contempla la mejora de la carretera que comunica el núcleo de Castanesa y el de Fonchanina, el más cercano a las pistas. Esta inversión corre a cargo de la Diputación de Huesca, que en 2021 inició las expropiaciones.

Los siguientes pasos se incluyen en el paquete financiado con los 8 millones de Bruselas. La inversión más importante, 5, 6 millones, es para enlazar Fonchanina con el frente de nieve a través de una carretera de 8,2 km y una anchura de 6 m, donde ahora hay una pista forestal. Se prevén además dos párquines disuasorios, uno en este núcleo y otro en Aneto, junto a la N-260, en la ruta al valle de Arán.

La carretera a Fonchanina cuentan ya con la cobertura de la declaración de impacto ambiental aprobada por el Inaga en 2010, y prorrogada después, para el denominado ‘Dominio Castanesa’, el único que obtuvo el visto bueno de los cuatro contemplados en el ambicioso proyecto de ampliación de Cerler promovido por la empresa Aramón hace 15 años.

Según fuentes municipales, estas infraestructuras no solo están dirigidas al turismo de esquí. "Los dos párquines se usarían todo el año, y la carretera tampoco es solo para los esquiadores, pues facilitará el acceso a la montaña de Castanesa", señalaron, recordando que Montanuy forma parte del Parque Natural Poset-Maladeta. "Trabajamos también para dinamizar el turismo de verano", añadieron.

La propuesta subvencionada con fondos europeos contempla asimismo un sistema sostenible de movilidad, con puntos de recarga y vehículos de transporte colectivo eléctricos para el traslado de los visitantes a las pistas y a otros destinos, dentro del objetivo de alejar lo máximo posible los coches del valle.

El dinero de Europa también servirá para costear diversos productos de dinamización turística: rutas ciclables, herramientas de digitalización para las empresas locales, señalización, nuevos productos en torno a la ornitología y las rutas de glaciarismo, adecuación de espacios urbanos del municipio, puesta en valor de productos locales como la carne de ovino y vacuno y el acondicionamiento de centros de visitantes ya existentes. Entre estos están el museo de Castanesa, instalado en la antigua iglesia, y el centro de interpretación que el Parque Natural Posets-Maladeta tiene en el pueblo de Aneto.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión