Huesca
Suscríbete por 1€

La temporada de esquí llega al ecuador con condiciones "óptimas" pese al invierno seco

Las estaciones han compensado la ausencia de nevadas del último mes con los sistemas de fabricación y las máquinas pisapistas gracias a las bajas temperaturas. 

La temporada de esquí de Aragón llega a su ecuador. Se inauguró el 1 de diciembre y está previsto que se prolongue hasta el 17 de abril, en Semana Santa. Y lo hace con unas condiciones "óptimas" ya que las estaciones suman 260 km (65% del total) con más de 1,5 m de espesor en cotas altas y calidad de nieve polvo-dura. Los espacios nórdicos añaden a la oferta 28 km. Todo ello a pesar de estar viviendo un invierno anormalmente seco y un anticiclón casi ‘eterno’ que, por contra, está ayudando a que la afluencia de esquiadores sea más que notable todos los fines de semana.

Las estaciones han sabido sacar el máximo provecho posible a la primera –y única hasta el momento– gran nevada de la temporada que llegó precisamente al inicio de la misma, en el puente de la Inmaculada y la Constitución, dejando más de dos metros largos en la mayoría de ellas. "Desde entonces ha habido algunas nevadas más pero de menor envergadura, de unos 10 centímetros", recuerda Lucas Sáez, director de márquetin de Candanchú, quien otorga el "mérito" de haber logrado mantener tan bien y tanto tiempo la estación a los técnicos del departamento de Explotación. "Con las pocas precipitaciones que hemos tenido, las pistas están en muy buenas condiciones y con espesores de entre 90 y 150 centímetros", valora.

En este sentido, explica que una de las claves de este invierno es que pese a la escasez de precipitaciones, llevan casi un mes de temperaturas nocturnas bajo cero "y el equipo de innivación ha aprovechado muy bien esas condiciones para fabricar nieve y conservarla en muy bien estado porque aunque la base sea dura, por encima tiene calidad polvo".

Doble turno de pisado

Además, resalta que esta temporada Candanchú ha puesto en marcha un doble turno de pisado "para darle más amplitud a las pistas, mejorar los trazados y corregir los posibles obstáculos". Así, a las cuatro máquinas que salían por la tarde se han unido otras cuatro que les toman el relevo de 2.00 a 8.00 de la mañana.

Un esfuerzo muy bien valorado por los clientes. Esta semana la Asociación de Consumidores y Usuarios de Candanchú felicitó públicamente al personal de la estación, especialmente a maquinistas y písters. "El pisado de pistas está siendo espectacular, particularmente teniendo en cuenta las difíciles condiciones de este principio de temporada. La última sorpresa ha sido el Mirador del Aspe", manifestaron.

Lucas Sáez agradece estas palabras y reconoce que es una zona de pistas negras muy frecuentada "pero bastante complicada de pisar por los desniveles, aunque ahora tenemos la capacidad de llegar también y hacerlas más cómodas para los esquiadores".

Desde Candanchú admiten que lo ideal sería que cayera pronto una "buena nevada" para alargar la temporada al máximo posible "pero aún así esperamos un febrero bastante fuerte porque el sol llama a los esquiadores".

"Una calidad excepcional"

El dominio 100K se completa con Astún, donde recuerdan que la última nevada importante cayó el fin de semana de Reyes. Aun así, el subdirector general de la estación, Andrés Pita, destaca que el anticiclón ha venido acompañado de muy bajas temperaturas durante todo el mes de enero "que nos ha permitido fabricar y mantener toda la buena base que había". También dependen de la humedad "porque cuanto más baja sea, mejor y más nieve se puede producir", recuerda. Y resalta que "al hacer frío por la noche y seguir pisando, la nieve dura más". En su caso, acumulan entre 95 y 195 cm de espesor "con una calidad excepcional". Asegura, además, que seguirá siendo así mientras se mantengan las temperaturas nocturnas bajas y las diurnas no suban demasiado.

Desde Aramón también valoran positivamente la temporada "porque exceptuando alguna pequeña nevada en cotas altas, desde principios de diciembre, en el puente, no ha habido precipitaciones importantes". Entonces, recibieron más de dos metros, sobre todo en el Pirineo más occidental "y nos permitió abrir todos los centros con una muy buena oferta y todo el desnivel". Sus espesores máximos llegan hoy en día a 180 cm en Formigal-Panticosa, a 80 en Cerler, a 120 en Valdelinares y a 100 en Javalambre.

Fuentes del grupo atribuyen a los equipos de producción de nieve y de maquinistas que las pistas sigan en este inicio de febrero "en muy buenas condiciones". Y destacan que gracias a ello, por ejemplo, Valdelinares lleva tres semanas con el 100% abierto.

Aviso por temperaturas bajas y sin nevadas a la vista

Las previsiones meteorológicas a más de tres días vista no tienen excesivo valor, pero los modelos apuntan a que al menos en las dos próximas semanas no se prevén nevadas importantes en el Pirineo más allá de algunas precipitaciones débiles. Con todo, las reservas están en la media de los últimos cinco años.

La cara de la moneda es que van a continuar las heladas. De hecho, la Agencia Estatal de Meteorología ha activado para este domingo un aviso por bajas temperaturas en toda la provincia de Huesca y en algunas zonas de Zaragoza y Teruel. En el Pirineo, por ejemplo, el mercurio podría caer a primera hora de la mañana por debajo de los 6 bajo cero. La estación meteorológica de Astún, a 2.276 metros de altitud, registró este sábado la mínima de todo el país con -5,4 grados. No obstante, conforme avance la semana se espera un ascenso de las temperaturas, que podrían alcanzar valores más altos de lo normal para esta época. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión