Huesca
Suscríbete por 1€

El aeropuerto de Huesca-Pirineos sigue casi vacío mientras Andorra lanza una ruta para traer esquiadores de Madrid

El sector turístico piden recuperar conexiones con destinos alejados y el Ayuntamiento apuesta por reactivar la formación, pero AENA replica que no puede hacer proyecciones de futuro "ante un escenario tan volátil". Ninguna compañía ha mostrado a la DGA interés por operar.

La SD Huesca se ha convertido en los últimos años en el cliente casi único del aeropuerto oscense y ya ha fletado 11 vuelos.
La SD Huesca se ha convertido en los últimos años en el cliente casi único del aeropuerto oscense y ya ha fletado 11 vuelos.
SD Huesca

A punto de cumplirse 15 años de primer vuelo comercial que despegó de Huesca el 14 de abril de 2007 con destino a La Coruña, el aeropuerto lleva ya diez años seguidos sin este tipo de actividad -los últimos chárter a Menorca partieron en el verano de 2012– y con las expediciones de la SD Huesca y de sus rivales como principales clientes. Y es que tampoco funciona ya como plataforma de formación tras el cierre de la escuela de pilotos Airways Aviation que tomó el relevo de la desaparecida Top Fly.

Los vuelos para traer esquiadores al Pirineo aragonés desde Madrid, La Coruña, Sevilla, Palma de Mallorca, Gran Canaria e incluso Londres fueron la primera gran apuesta pero aquel prometedor inicio se esfumó con el cierre de la compañía local Pyrenair.

Ahora, el Principado de Andorra trata de copiar la misma fórmula tras un acuerdo a tres bandas con la Generalitat de Cataluña y el Gobierno de España. Desde el 17 de diciembre, Air Nostrum -que ganó el concurso licitado por 630.000 euros– realiza dos conexiones semanales entre el aeropuerto de Barajas y el de Andorra-La Seu (1 hora y 50 min de duración y con precios desde 59 euros por trayecto).

Un servicio de autobuses gratuito lleva a los viajeros a la capital andorrana y desde allí tienen media hora más al menos hasta las estaciones de esquí. Prácticamente el mismo trayecto que tendrían los esquiadores si aterrizaran en Huesca y luego subieran a cualquiera de los centros invernales del Pirineo aragonés.

La Asociación de Hostelería apuesta por rutas con destinos lejanos

La Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Huesca considera que disponer de una infraestructura aeroportuaria en una provincia con tanto potencial turístico es "una oportunidad que se debería aprovechar para que sirva como estímulo al crecimiento de la región, como se ha hecho con otros aeropuertos secundarios en España y que sirven de enlace entre diferentes ciudades españolas y europeas".

En este sentido, plantean recuperar las rutas comerciales para acercar a turistas de comunidades autónomas lejanas y mal comunicadas con Huesca como las Islas, Andalucía o Galicia "porque para ellos también supondría una oportunidad de desplazamiento a un destino completamente diferente y referente en montaña como es el nuestro". Y destacan que podría servir también para intentar atraer más turismo europeo, "como el belga, que cada año aumenta". Además, creen que sería positivo impulsar de nuevo las escuelas de pilotos o centros formativos.

Precisamente este último campo es el principal potencial que tiene el aeropuerto oscense, según el equipo de gobierno (PSOE) del Ayuntamiento de Huesca. Por ello, apuestan por trabajar, junto con otras instituciones, en la implantación de una "atractiva oferta formativa" en el ámbito aeronáutico que convierta las instalaciones en un referente a nivel nacional, "lo que, por un lado, conseguiría acabar con la actual infrautilización de esta infraestructura y, por otro, tendría un notable impacto económico en la ciudad", resaltan.

La consejería aragonesa de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda recuerda ante todo que el aeropuerto de Huesca no es competencia del Gobierno de Aragón y que la promoción de la nieve -objetivo de los vuelos que fleta Andorra- es responsabilidad de otro departamento.

Aun así, aseguran que el área de Promoción de Actividades Aeroportuarias siempre ha tenido en cuenta al aeropuerto oscense a la hora de ofrecerlo a las compañías aéreas con las que se mantienen reuniones para ampliar los destinos, "pero hasta la fecha no ha habido ninguna que haya mostrado un interés para operar desde Huesca".

AENA apuesta por "sinergias"

En respuesta a las reivindicaciones del sector turístico y del Ayuntamiento sobre los posibles usos que se deberían potenciar, desde AENA replican que "en un escenario tan volátil como el actual no es posible hacer proyecciones de futuro. A corto plazo, persisten numerosos interrogantes que hace complicado prever cómo va a evolucionar la situación para los próximos meses".

Por ello, en relación a los planes que tiene para Huesca-Pirineos, la empresa pública afirma que tiene una gestión orientada especialmente a los aeropuertos pequeños como este por sus especiales características "donde las sinergias son muy importantes". Pero no concretan más, limitándose a señalar que atenderán "las necesidades de futuro que surjan, de la misma manera que los aeropuertos grandes".

El aeropuerto cuenta actualmente con una plantilla de 12 trabajadores. Fuentes de AENA destacan que el mantenimiento de instalaciones de este tamaño supone un coste económico "mínimo" gracias a los programas de eficiencia que se aplicaron en el proceso de reestructuración que llevó a cabo antes de la salida de la compañía a Bolsa. Y es que muchos de los servicios se prestan conjuntamente con el resto de aeropuertos de la red.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión