Huesca
Suscríbete por 1€

El Parque Nacional prohíbe la acampada nocturna en el valle de Ordesa

Habrá una excepción en el entorno del refugio de Góriz cuando el aforo esté completo, pero limitado a un perímetro.

Tiendas instaladas en el entorno del refugio de Góriz, donde ahora se puede vivaquear sin limitación.
Tiendas instaladas en el entorno del refugio de Góriz, donde ahora se puede vivaquear sin limitación.
Refugio de Góriz

Los montañeros verán limitada a partir de ahora la posibilidad de hacer vivac (acampada nocturna) en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, una medida impopular pero necesaria en favor de la conservación, según la dirección. La restricción entrará en vigor en breve, al día siguiente de la publicación en el Boletín Oficial de Aragón del decreto del Gobierno de Aragón que modifica el Plan Rector de Uso y Gestión y al que este martes ha dado luz verde el Consejo de Gobierno.   

A partir de entonces, la actividad del vivac estará prohibida en el sector del valle de Ordesa, con la excepción de un cupo en el entorno del refugio de Góriz. Hasta el 31 de diciembre de 2023, será de 90 personas, y desde esa fecha, se reducirá a 50. En todo caso, la pernocta no excederá de tres noches, será previa reserva y con una tarifa aún por determinar, siempre que el refugio tenga su aforo interior completo y dentro de un perímetro acotado.

Esto supone un cambio importante. La acampada diurna está prohibida en todo el Parque, pero hasta ahora se permitía pernoctar al aire libre por encima de 2.500 metros y en el entorno del refugio de Góriz (2.200 m), sin limite de tiendas, con la única condición de plantarlas al caer el sol y levantarlas al amanecer.

La modificación de la normativa solo afectará al sector Ordesa, el más frecuentado. La regulación de la pernocta se quedará como está en los otros tres (Añisclo, Escuaín y Pineta), donde no existen refugios de altura para cobijar a los montañeros. En estas zonas el vivac queda restringido a los terrenos por encima de las siguientes cotas, también con un máximo de tres noches: Añisclo, 1.650 metros (Fuenblanca); Escuaín, 1.800 metros (La Ralla); y Pineta,  2.550 metros (por encima del Balcón de Pineta). 

La medida se quería poner en marcha en 2021, pero la larga tramitación obligó a aplazarla, ya que se trata de un cambio sustancial que requiere modificar el Plan Rector de Uso y Gestión. La dirección del Parque reconoció entonces que era impopular pero necesaria, en pro de la conservación del espacio, porque los acampados generan basura y las tiendas se quedaban instaladas de día, incluso en las zonas de reserva, como la Ribereta Catuarta y Arrablo, donde no solo está prohibido acampar sino entrar. Además, en el exterior del refugio de Góriz se han llegado a concentrar hasta 200 tiendas. El mismo albergue advierte a sus clientes desde el año pasado de que a partir del 2022 habrá un cupo y será necesario reservar antes de subir y pagar.  

La acampada ilegal es el principal motivo de sanción en Ordesa. Sin contar el 2020, excepcional por la pandemia, en 2019 se interpusieron 100 denuncias (66 por acampar y 34 por dormir en el vehículo, que tampoco está permitido) de un total de 289 infracciones a la normativa del Parque. En 2018, la acampada no autorizada o fuera de zonas habilitadas generó 95.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión