Huesca
Suscríbete por 1€

Problemas para la apertura del nuevo local de la peña Os Casaus de Huesca por la normativa de seguridad

La asociación, que cumple su 30 aniversario, estaba en una nave en el polígono harineras, que han tenido que dejar ante el inminente derribo del conjunto. El espacio elegido no cumple con las medidas establecidas.  

El local donde está la peña Os' Casaus forma parte del polígono harineras.
El local donde estaba la peña Os' Casaus forma parte del polígono harineras.
Rafael Gobantes

La Peña Os Casaus de Huesca ha lanzado una llamada de auxilio al Ayuntamiento, las entidades recreativas, la Federación de Barrios Osca XXI y la ciudadanía en general ante los problemas que afronta para la apertura de su nuevo local, al que han tenido que trasladarse desde la nave que fue su sede durante 28 años en el polígono de las harineras y que está próxima a la demolición. 

Los 95 socios que forman Os Casaus, mermada por la pandemia, consiguieron hace un año encontrar un nuevo local para reanudar la actividad. Está en el polígono Sepes y se trata de un espacio con más de 400 m2 y un altillo de similares dimensiones que han adecuado con zona de escenario, baile, "con la pertinente licencia de obras expedida por el Ayuntamiento de Huesca", según indican.

Sin embargo, a la hora de solicitar la licencia de apertura, las exigencias de la normativa de seguridad "son desmesuradas para las posibilidades financieras de una peña que se nutre exclusivamente de las aportaciones de sus socios", señalan desde la asociación. Os Casaus, al contrario que las otras entidades recreativas, no entra en el reparto de subvenciones municipales. 

Según denuncian, además de tener que restringir en más de 100  metros la superficie utilizable, el cumplimiento de la la normativa  obligaría a un desembolso de 92.986 euros. Más de la mitad sería para instalación de ventilación, ignifugación de la estructura metálica, revestimientos y aplacados, instalación eléctrica, paredes y tabiquería, y cerramientos exteriores, principales partidas junto con los honorarios de ingeniería, aparejador y los 2.000 euros de la propia licencia de apertura.

Ante esta situación, desde la Peña Os Casaus manifiestan que se sienten "desprotegidos"  por el Ayuntamiento de Huesca, que le entregó la Parrilla de Oro de la ciudad en 2012, coincidiendo con su vigésimo aniversario. Además, lamentan las "dificultades para la interlocución en los distintos ámbitos municipales con los que ha intentado contactar o alcanzar un acuerdo. 

Fuentes municipales han indicado que los representantes de la peña han mantenido diversos encuentros con la concejal responsable de Urbanismo, María Rodrigo. Este jueves, la edil ha hablado con la presidenta de la entidad, Irene Flores y el martes está prevista una nueva reunión. Según han explicado, la normativa de seguridad que debe cumplir cualquier establecimiento con una actividad como la de Os Casaus, es de carácter estatal. No obstante, desde el Ayuntamiento se intenta colaborar en la medida de lo posible con la peña, han indicado.      

Desde la asociación afirman que los 95 integrantes de la peña y su directiva se hallan "en una situación angustiosa por cuanto representa su gran actividad de ocio gracias a modalidades como el baile, la coral, la pintura, el teatro y los juegos de mesa". Este sábado, a las 12.00, se ha convocado una concentración en la plaza de Navarra, que se repetirá los días 29 de enero y 5 de febrero para reclamar una  audiencia con el alcalde, Luis Felipe, el apoyo de los ciudadanos y la búsqueda de "soluciones efectivas" para una peña "cuyo devenir durante tres décadas ha estado marcado por la colaboración con la ciudad y la dinamización de un sector de edad que necesita atractivos de ocio". 

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión