Huesca
Suscríbete

La Fundación del Quebrantahuesos gestionará el matadero ecológico de Aínsa

El Ayuntamiento ha cedido la gestión a la ONG conservacionista con la finalidad de reforzar el apoyo al sector ganadero local.

El matadero de Aínsa, que ahora gestionará la fundación.
El matadero de Aínsa, que ahora gestionará la fundación.
Ayuntamiento de Aínsa

El Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe ha adjudicado la gestión administrativa del matadero municipal a la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ), con la que tiene firmado el denominado Acuerdo de Custodia del Territorio, un convenio de colaboración pionero y premiado por diversos organismos mediante el cual la ONG asesora al consistorio en todos los aspectos relacionados con el medio ambiente. 

La medida pretende apoyar al sector ganadero de la comarca de Sobrarbe y de otras vecinas. La gestión administrativa consistirá en la recepción de los animales, el control de sacrificios, la cumplimentación de registros, el etiquetado de las canales, la puesta en conocimiento de actas de inspección, la limpieza, la vigilancia, el mantenimiento, la comunicación de averías y la desinfección.

La FCQ es una ONG declarada de utilidad pública, que se dedica a promover y desarrollar proyectos de conservación, gestión, investigación, educación ambiental, desarrollo rural y ecoturismo en los hábitats de montaña en los que vive el quebrantahuesos.

El matadero de Aínsa es uno de los dos mataderos ecológicos que existen en Aragón y uno de los cuatro existentes en la Comarca de Sobrarbe, junto  con los de Plan, Escalona y Broto, aunque de ellos es el único que tiene una gestión directamente pública. Se pueden sacrificar reses de ovino, caprino y vacuno con sello ecológico gracias al proyecto de cooperación 'Sobrarbe, Autóctono y Sostenible' del programa de desarrollo rural, siendo 

El alcalde, Enrique Pueyo, señala que “el apoyo al sector ganadero, agrícola y agroalimentario es muy importante en un territorio como el nuestro. Ese apoyo, además del matadero, se concreta con la protección de la ganadería tradicional, la promoción de los productos de km 0, los proyectos de cooperación que tan buen resultado están teniendo, el aumento del número de ferias celebradas y la mejora de los caminos de acceso a las parcelas agrícolas y ganaderas, entre otras muchas prestaciones”. 

Por su parte Juan Antonio Gil, vicepresidente de la Fundación, asegura que “la colaboración público-privada en el mundo rural es fundamental para el mantenimiento de proyectos e infraestructuras en muchos casos esenciales para el desarrollo social, económico y ambiental”.

El Ayuntamiento ha invertido durante los últimos años varias partidas presupuestarias con un montante superior a los 100.000 € para adecuar el matadero a la legislación vigente y mejorar el servicio que presta a los ganaderos y carniceros, como por ejemplo con la ampliación de la cámara de frío o la cadena de sacrificio, entre otras acciones. Las instalaciones son una pieza clave para los ganaderos del territorio, ya que sobre él se sostiene la cadena de distribución de producto fresco de proximidad para comercios, carnicerías, restauración y consumidores de la zona.

Además, la eliminación del estrés de largos viajes de los animales reduce notablemente la huella de carbono derivada de su transporte y contribuye a dar más calidad a la carne. En ese aspecto, se incluye el traslado de desechos al comedero de aves necrófagas de Aínsa, al que es posible acudir con un experto de la FCQ para observar a las rapaces alimentándose. Las reservas se hacen en el Eco Museo de la Fauna Pirenaica.

Cabe recordar que el Ayuntamiento sufraga los gastos de mantenimiento del matadero y la gestión administrativa asumida ahora por la FCQ con presupuestos propios y tasas que cobra a los usuarios. Ambas instituciones implicadas esperan "favorecer y agilizar el servicio prestado gracias al recién estrenado acuerdo".

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión