Huesca
Suscríbete por 1€

Trasladan nieve con camiones desde el balneario a la estación de Panticosa

Aramón recurre a este sistema para innivar la pista Estrimal, que desciende hasta el pueblo y está a menor cota.

Uno de los camiones que trasladó nieve desde el balneario a la estación de esquí.
Uno de los camiones que trasladó nieve desde el balneario a la estación de esquí.
Heraldo

En la temporada 2016-2017, Baqueira-Beret recurrió al traslado de nieve con camiones para reforzar las cotas bajas en un inicio de invierno sin apenas precipitaciones. Aramón ha recurrido ahora a la misma técnica en su estación de Panticosa para cubrir la pista Estrimal, la de menor cota y que permite a los aficionados bajar esquiando hasta el pueblo.

La operación se llevó a cabo la semana pasada y se utilizó la carga de seis camiones. La nieve procedía del balneario de Panticosa, donde este invierno ha caído en abundancia. "Han utilizado la que teníamos amontonada en el aparcamiento de la entrada, que está cerrado. Allí íbamos acumulando la que retirábamos de otras partes para poder tener espacio de estacionamiento y que se ha podido mantener gracias a las bajas temperaturas", ha confirmado el director del complejo turístico, Jesús González.

Desde el balneario se transportó a la base de la estación, donde está la pista de esquí con la cota más baja de España, a 1.165 metros. La pista Estrimal se creó como vía de evacuación, después de que el 3 de enero de 2013 el fuerte viento obligó a parar la telecabina, único enlace que existía entre la estación y el pueblo, y dejó aisladas arriba a 1.200 personas. Tras una inversión de casi 2 millones de euros, en 2014 se adaptó para el descenso. 

Pista Estrimal que llega hasta el mismo pueblo de Panticosa.
Pista Estrimal que llega hasta el mismo pueblo de Panticosa.
Heraldo

Esta zona tenía un déficit de nieve que ha aconsejado un aporte extraordinario con camiones. El manto se vio muy perjudicado por el calor registrado en las vacaciones de Navidad y por las intensas lluvias de hace 10 días.

Según Aramón, "cuando nieva y limpiamos párquines o accesos, acumulamos esa nieve para utilizarla para reforzar las zonas de más paso". "Es algo habitual", ha aclarado, "quitarla de sitios donde molesta y utilizarla en esas zonas más transitadas". 

Las estaciones de esquí han recurrido a otras técnicas para almacenar nieve sobrante para épocas de escasez. En 2018, Candanchú introdujo en España el snowfarming, consistente en apilar la que queda de la temporada invernal y cubrirla con un material aislante (en este caso paja) para reaprovecharla en otoño. Fue en el mes de mayo cuando empezó a hacerlo aprovechando el manto de cuatro metros que todavía quedaba por las abundantes precipitaciones del invierno. Sobre ellos, las máquinas echaron otros tantos hasta formar una montaña de ocho metros.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión