Huesca
Suscríbete por 1€

esquí

Tres accidentes mortales en la estación de Astún en menos de una semana

"En los 23 años que llevo yo en Astún nunca nos había pasado algo así, que tuviéramos tal cúmulo de desgracias tan seguidas", ha lamentado Andrés Pita, subdirector de la estación.

Imagen de la estación de Astún el pasado fin de semana.
Imagen de la estación de Astún el pasado fin de semana.
Verónica Lacasa

Tres esquiadores han fallecido desde el pasado jueves en tres accidentes ocurridos en la estación de Astún. El primero de ellos tuvo lugar el pasado día 13 de enero, cuando un joven de 19 años, vecino de Monzón, Pablo Sole Canales, murió tras sufrir un grave accidente cuando practicaba esquí al mediodía en una zona fuera de pistas del centro. Por causas desconocidas cayó a un barranco en la zona de Truchas.

Según explicaron fuentes del centro invernal, alrededor de las 12.00 del mediodía recibieron el aviso del siniestro del joven que, al parecer, estaba esquiando en compañía de otro familiar suyo en la zona de Truchas y se precipitó por un barranco sufriendo un fuerte golpe.

Los písters de la estación se dirigieron inmediatamente al lugar y consiguieron sacarle tras una complicada maniobra. También se personaron especialistas de los grupos de rescate de la Guardia Civil, pero no tuvieron que intervenir en el auxilio, simplemente realizaron labores de Policía Judicial para investigar las causas del accidente.

El esquiador fue evacuado al centro médico de Astún, donde al valorar la gravedad de las lesiones decidieron requerir el helicóptero del 112, que finalmente lo trasladó al Hospital Miguel Servet de Zaragoza. Allí falleció poco después.

Pero la estación de Astún volvió a teñirse de luto tan solo 48 horas después por la muerte de un esquiador de 71 años, vecino de Barcelona, que se salió de una pista y cayó por un barranco profundo en la zona de Truchas.

Según señaló la propia estación, se recibió un aviso de un accidente en la misma zona de Truchas, en la vertiente que da hacia el remonte de Canal Roya, en un lugar que aparentemente no tenía demasiada dificultad técnica. Por causas desconocidas, el hombre se salió de la pista y se precipitó por un barranco. 

Al lugar se desplazaron de inmediato písters del propio centro invernal, que lograron rescatar al esquiador y trasladarlo al centro médico. Y aunque se movilizó el helicóptero del 112 para hacer una evacuación de urgencia, finalmente no fue posible ya que el esquiador murió. La Guardia Civil también abrió una investigación para aclarar las causas del accidente mortal.

Y este lunes, un tercer accidente mortal ha tenido lugar, cuando una  esquiadora de 63 años y vecina de Madrid ha fallecido al sufrir un accidente en la pista de la Secreta y caer unos 80 metros por una ladera.

Desde la estación han asegurado estar consternados por este nuevo accidente mortal. "En los 23 años que llevo yo en Astún nunca nos había pasado algo así, que tuviéramos tal cúmulo de desgracias tan seguidas", ha lamentado Andrés Pita, subdirector general. Al respecto, ha asegurado que las condiciones de la nieve no son especialmente peligrosas en el dominio del centro invernal y ha atribuido los fallecimientos a la fatalidad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión