Huesca
Suscríbete

Benasque quiere impulsar este mismo año el contrato para construir la telecabina

El Ayuntamiento saca de nuevo a información pública el estudio de impacto ambiental, después de ser inadmitido por el Inaga.

Trazado de la telecabina Benasque-Cerler.
Trazado de la telecabina Benasque-Cerler.
I+C Ingeniería

El Ayuntamiento de Benasque quiere acelerar la tramitación administrativa para lanzar este mismo año el contrato de la telecabina a Cerler. El miércoles volvió a sacar a información pública el estudio de impacto ambiental del proyecto, después de que el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) inadmitiera la solicitud municipal para iniciar el procedimiento de evaluación porque había unos errores que debía subsanar.

El nuevo paso ha coincidido con la reivindicación de vecinos y empresarios de Cerler, que han pedido al Ayuntamiento, promotor del proyecto de transporte por cable, resolver la falta de servicios antes de impulsar la telecabina. Se quejan de problemas con la luz, el agua, la depuración o la limpieza de calles.

El Ayuntamiento sometió a información pública el proyecto básico en abril de 2021. En octubre, una vez finalizado el plazo de exposición, envió el expediente al Inaga para solicitar el inicio del procedimiento de evaluación ambiental. Pero el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental dictó una resolución el 8 de noviembre por la cual inadmitió la petición, lo que ha obligado a repetir la exposición pública con el documento ya corregido.

El alcalde de Benasque resta importancia a este tropiezo en la tramitación. Según justifica Ignacio Abadías, no eran tanto cuestiones de fondo como de forma. "Hemos tenido que introducir algunos parámetros que eran preceptivos por ley que no se incluían en el estudio anterior".

Al margen del impacto ambiental, hay otras cuestiones a resolver. El Consejo Provincial de Urbanismo de Huesca también ha aplazado su decisión sobre el proyecto. Consideró que no podía dar el visto bueno entre tanto no se subsanen algunos aspectos relativos al impacto paisajístico y a la definición de los accesos a la telecabina y los aparcamientos que deberán absorber el tráfico de vehículos hasta la estación inferior en Benasque. Esto se solucionará, según el Ayuntamiento, cuando se apruebe la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), actualmente en tramitación, que ya contempla las futuras necesidades en cuanto al flujo de coches hacia el remonte.

Recreación de la estación motriz de la futura telecabina que uniría Benasque y Cerler.
Recreación de la estación motriz de la futura telecabina que uniría Benasque y Cerler.
Ayuntamiento de Benasque

A la espera de conseguir la autorización ambiental, el proyecto no obstante ha logrado superar el principal obstáculo, la financiación, al lograr el aval del Gobierno central para su inclusión entre los proyectos respaldados con los fondos europeos de reconstrucción. Benasque dispondría así de 10,1 de los 12,8 millones en que se ha presupuestado el transporte por cable.

La financiación fue precisamente el obstáculo que paralizó el proyecto cuando el ayuntamiento lo planteó en 2007. Entonces el Inaga lo declaró compatible con el medio natural (la declaración de impacto positiva perdió vigencia pasados 6 años) pero no se encontró dinero para costearlo.

La información pública durará un mes y el Inaga tiene otros tres para emitir su resolución. No obstante, el proyecto constructivo ya está en marcha. El Ayuntamiento quiere licitarlo este mismo año y sacar a concurso la construcción y explotación.

La cuestión del aparcamiento no es una preocupación, asegura el alcalde, ya que en la estación inferior hay parcelas para poder construirlo. La modificación del Plan General de Ordenación Urbana contempla ese suelo como urbanizable con uso para equipamientos. Sería el adjudicatario el que debería construirlo, con una previsión inicial de unas 1.000 plazas. Son las mismas con que cuenta ahora el parquin del Molino, en la estación superior en Cerler, ubicado en unos terrenos de propiedad municipal. La inferior, en Benasque, es de titularidad privada, pero se espera poder alcanzar un acuerdo con la propiedad.

El estudio, realizado por I+C Ingeniería y Control de Obra e Instalaciones, justifica el transporte (con capacidad para 2.400 personas a la hora), como alternativa a la carretera entre las dos localidades, que lleva 40 años sin mejorarse mientras aumenta el número de esquiadores, y con un menor impacto ecológico. Concluye que el proyecto es "ambientalmente viable".  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión