Huesca
Suscríbete por 1€

Quejas por los tres meses que llevan vacantes las dos únicas plazas de Reumatología del San Jorge de Huesca

Internistas del centro oscense junto con especialistas de Barbastro asisten a los pacientes, que reclaman una mejor atención. El El Justicia insta al departamento de Sanidad a adoptar medidas para cubrir los puestos.

Miembros de la Asociación de Artritis Oscense (ARO), que requieren atención en Reumatología.
Miembros de la Asociación de Artritis Oscense (ARO), que requieren atención en Reumatología.
Pablo Segura

Las dos únicas plazas del área de Reumatología del Hospital Universitario San Jorge de Huesca llevan ya tres meses vacantes por falta de facultativos en bolsa. Desde octubre, los cerca de 18.000 pacientes que están derivados a este servicio son atendidos por internistas del propio centro oscense y, dos días por semana, por especialistas que se desplazan desde Barbastro "con lo que están vistiendo un santo para desvestir otro porque allí tampoco van sobrados de personal", critican desde la Asociación de Artritis Oscense (ARO), que reclaman una mejor atención.

Haciéndose eco de las quejas de estos pacientes, el Lugarteniente del Justicia de Aragón, Javier Hernández, ha emitido una sugerencia al departamento de Sanidad pidiendo que adopte las "medidas necesarias" para que el número de especialistas en Reumatología sea "suficiente" para cubrir "en el menor tiempo posible" las plazas vacantes en los hospitales aragoneses ya que no es un problema exclusivo del San Jorge de Huesca. Mientras tanto, solicita aplicar "medidas temporales" que permitan cumplir la obligación de la Administración "de prestar efectivamente una adecuada asistencia sanitaria".

El 20 de julio de 2021 llegó al Justicia una queja de pacientes de Reumatología del Hospital San Jorge manifestando su preocupación por el posible aumento de la demora en las citas debido a la falta de profesionales porque ya entonces advertían de que iban a quedar vacantes muy pronto las dos únicas plazas que había.

Un traslado a Madrid y una baja maternal

Temores que se confirmaron ya que la médica que ocupaba una interinidad tras la jubilación de la anterior titular, a finales de 2020, se trasladó el 23 de agosto a un nuevo puesto en un hospital de Madrid. Y la segunda reumatóloga del servicio se cogió la baja maternal el 30 de septiembre.

Desde la dirección del Hospital San Jorge buscaron cubrir estas dos plazas -ofrecían una interinidad hasta la resolución de la Oferta Pública de Empleo y una sustitución- a través de la bolsa del Salud y también de la Sociedad Española de Reumatología, además de publicar anuncios en distintos medios telemáticos, "pero no ha sido posible la cobertura de ninguna de estas plazas al no haber profesionales disponibles en las bolsas de empleo", argumentaron ante el Justicia.

Desde Sanidad aseguraron que esta situación se mantendría hasta que se cubran las dos plazas vacantes, bien por la Oferta Público de Empleo, bien por posibles candidatos que puedan estar interesados hasta su resolución.

Al respecto, fuentes sanitarias aseguran que dicha OPE se hizo en noviembre y aprobaron ocho personas para las cinco plazas que se convocaron (pese a que hay diez vacantes en todo Aragón), pero a día de hoy todavía no se han realizado las baremaciones ni se ha aclarado en qué hospitales de adjudicarán.

Ante esta situación, facultativos de Medicina Interna del Hospital San Jorge se están encargando desde octubre de hacer un cribado, una distribución y una atención de los pacientes (hay muchos que están en ‘tierra’ de varias especialidades). Y los que requieren una asistencia más específica, como los tratamientos biológicos con anticuerpos que frenan la enfermedad, son vistos por dos reumatólogos que se desplazan desde Barbastro el jueves y el viernes por la mañana.

En su informe, el Lugarteniente del Justicia alude a que, según la Ley de Salud de Aragón, "todos los usuarios tienen derecho a una atención sanitaria adecuada a las necesidades individuales y colectivas para conseguir la recuperación, dentro de la mayor confortabilidad, del modo más rápido y con la menor lesividad posible, de las funciones biológicas, psicológicas y sociales".

Además, recuerda que en los últimos años han llegado varias quejas similares de afectados por la falta de cobertura de las plazas de Reumatología tanto del San Jorge de Huesca como del Obispo Polanco de Teruel. Y dado que la ratio de facultativos de esta especialidad en Aragón es menor que la media nacional (1,8 frente a 2,05 médicos por cada 100.000 habitantes), y teniendo en cuenta las dificultades que existen para cubrir las vacantes, insta al departamento de Sanidad a adoptar nuevas medidas para asegurar la dotación de especialistas "y garantizar que los pacientes del servicio sean atendidos por especialistas en Reumatología".

"Por mucha buena voluntad que pongan, no tienen la especialidad"

Este área atiende más de 250 tipos de enfermedades que afectan al aparato locomotor, como un ataque de gota, una artritis reumatoide o una osteoporosis. "Y por muy buena voluntad que pongan y por mucha experiencia que tengan los facultativos de Medicina Interna del San Jorge, al final el principal problema es que no tienen la especialidad de cuatro años por lo que no pueden dar el mismo servicio que alguien que sí que es experto en Reumatología", recalca Emeterio Giménez. Como consecuencia, aseguran que también se están agravando las listas de espera.

Desde la asociación temen que de las cinco plazas convocadas en la última oposición solo se adjudique una para Huesca pese a que en su día les prometieron dos. "Y luego hará falta también que el médico que apruebe quiera venir porque ya sabemos que la mayoría, si pueden, prefieren quedarse en Zaragoza", lamentan. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión