Huesca
Suscríbete

Los médicos alertan de una incidencia en la ciudad de Huesca "fuera de control"

Es la más alta de las tres capitales de provincia, por encima de los 3.200 contagios por cada 100.000 habitantes a 14 días. 

Colas el jueves por la tarde en el Punto de Atención Continuada del centro de salud Pirineos, en Huesca.
Cada tarde se repiten las colas en el Punto de Atención Continuada del centro de salud Pirineos, en Huesca, para atender las urgencias.
Verónica Lacasa

La ciudad de Huesca es en estos momentos la capital de provincia aragonesa con una mayor incidencia acumulada. Tras los 389 positivos notificados el jueves (192 en un solo centro de salud), ya supera los 3.200 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, lo que ha llevado a los médicos a considerar que la situación está "disparada y fuera de control, no por la gravedad sino por el número de contagios", en palabras de Ramón Boria, facultativo del Santo Grial, donde la incidencia incluso supera incluso los 3.500.

"Lo que más nos preocupa, aparte de que estamos desbordados, es que las autoridades sanitarias dicen que lo peor está por venir y que se espera que en 10 o 15 días se dupliquen o tripliquen los casos. No sé cómo lo vamos a poder aguantar", declara el facultativo, representante sindical de Cemsatse. 

De momento, la presión de esta curva imparable aún no ha llegado al Hospital Universitario de San Jorge, donde de hecho hay menos pacientes. Si hace una semana, el centro tenía 40 enfermos covid en planta y siete en uci, ahora hay 30 y siete, respectivamente. En el caso de Barbastro sí ha habido un ligero aumento, de 21 a 24. No obstante, los médicos temen que los efectos de los picos de esta Navidad se noten dentro de siete días, el periodo en que se empiezan a complicar los síntomas. Aunque la variante Omicron parece más leve, el número de positivos se ha multiplicado y un porcentaje acaba hospitalizado. 

La saturación está ahora mismo fundamentalmente en la Atención Primaria. "Hace días que los médicos pedimos medidas organizativas y refuerzo de personal, sobre todo en Huesca y Jaca, con reforzamiento de las plantillas. El Punto de Atención Continuada de Pirineos tampoco se ha reforzado", señala el facultativo de Santo Grial. En este último atendieron el domingo 400 urgencias, y cada tarde se repite la imagen de largas colas de pacientes esperando para ser asistidos.

Ramón Boria se queja de que cada dos o tres días hay instrucciones nuevas. "El día 27 nos dieron unas y ahora, otras, aunque nos intentamos amoldar", indica, en alusión a nuevas medidas como la disminución de las cuarentenas o la validación de los test de antígenos hechos fuera de los centros, algo, reconoce, que intenta paliar el colapso del sistema.

Las zonas rurales no se libran de la presión (todos los centros de salud de la provincia notificaron algún caso este jueves), "y lo que nos espera", comenta el coordinador de Benabarre, Javier Citoler. En su caso, las bajas han reducido un 40% el personal de enfermería y un 20% el de los médicos, además de vacaciones y permisos. “Doblamos y asumimos guardias de compañeros que no pueden acudir a trabajar, como en todos los sitios”, dice. El jueves hicieron 20 PCR y hoy, 25, "muchas para un centro como el nuestro". 

Pese a todo, solo en algún caso puntual ha habido que cerrar las consultas rurales y cubrir la asistencia desde el centro de salud, “pero no lo estamos haciendo sistemáticamente, para evitar el impacto en la población”. Citoler confía en que en 2 o 3 semanas descienda la curva e insiste en la levedad de los casos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión