Huesca
Suscríbete

Desmantelada una banda que asaltó 25 viviendas en 18 localidades de Huesca y Zaragoza

Los presuntos autores, residentes en la provincia de Barcelona, se desplazaban a diario para cometer los delitos. 

Imagen de la detención de uno de los sospechosos, tras el registro de una vivienda en El Prat de Llobregat.
Imagen de la detención de uno de los sospechosos, tras el registro de una vivienda en El Prat de Llobregat.
Guardia Civil

La Guardia Civil de Huesca ha detenido a dos personas acusadas de cometer 25 robos en el interior de viviendas en las provincias de Huesca y Zaragoza, de donde sustrajeron joyas, dinero y efectos de valor que posteriormente vendían en el mercado negro, obteniendo pingües beneficios. Los detenidos, supuestos autores de los delitos de robo con fuerza en las cosas y pertenencia a grupo criminal, han ingresado en prisión, y se han podido recuperar algunos de los efectos sustraídos. 

Los robos se cometieron en Castejón de Monegros, Peñalba, Altorricón, Candasnos, Fonz, Torrente de Cinca, Fraga, Abiego, Barbastro, Peralta de Alcofea, Poleñino, Monzón, CantalobosPozán de Vero y Adahuesca, en la provincia de Huesca; y en Pina de Ebro, Escatrón y Chiprana, en la de Zaragoza.

Dos detenidos por 25 robos en viviendas en Huesca y Zaragoza

La operación, bautizada como Pillow, la han llevado a cabo agentes de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Huesca con apoyo del equipo de Fraga. La investigación se inició a raíz de varias denuncias entre los meses de mayo y agosto. Según la Comandancia, los robos habían causado gran alarma social entre los vecinos de esas localidades y otras cercanas. Los agentes llegaron a la conclusión de que todos los delitos denunciados tenían relación entre sí y que los autores eran los mismos.

El grupo criminal realizaba labores de control de las viviendas a primeras horas de la mañana aprovechando que sus moradores salían a hacer gestiones. Llamaban al timbre, y si no contestaba nadie, forzaban las puertas o ventanas y en pocos minutos sustraían joyas, dinero y otros efectos de valor, siendo habitual que se llevaran alguna funda de almohada para cargarlos. Si alguien contestaba en el domicilio, se hacían pasar por vendedores o preguntaban por alguna persona.

Los investigadores averiguaron que los ladrones residían en la provincia de Barcelona y se desplazaban diariamente para cometer los robos, utilizando vehículos de personas de su entorno y/o de alquiler con documentación falsa. Según la Guardia Civil, "formaban parte de un grupo criminal especializado en este tipo de robos, disponían de la infraestructura necesaria para alquilar los vehículos con documentación falsa, y una vez llevaban a cabo los robos, vendían rápidamente lo sustraído en el mercado negro.

El pasado 14 de diciembre, agentes de la Policía Judicial y de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil de Huesca se trasladaron a la localidad de El Prat de Llobregat (Barcelona), efectuando un registro domiciliario. En la casa recuperaron casi 4.000 euros en metálico, joyas, gafas, relojes, ordenadores portátiles, videoconsolas, teléfonos, etc, alguno de los cuales habían sido sustraídos en los hechos delictivos y otros cuya procedencia se está analizando.

Por estos hechos, se procedió a la detención de dos varones de 32 y 34 años, a los que el Juzgado de Instrucción nº 4 de Huesca ha enviado a prisión.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión