Huesca
Suscríbete

Nuevo paso adelante para terminar la A-23 y poner fin al cuello de botella de Lanave

Se trata de 8,7 kilómetros que permitirán concluir la autovía desde Sagunto, en la provincia de Valencia, hasta Jaca. En los PGE de 2022 se destinan 2 millones de euros para iniciar las obras. 

Hubo retenciones en la subida al Pirineo en Lanave y tráfico denso en la variante de Sabiñánigo.
En días de mucho tráfico son habituales las retenciones entre Lanave y Sabiñánigo.
Rafael Gobantes

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha aprobado provisionalmente y va a someter a información pública el proyecto de terminación de la autovía A-23 en el último tramo pendiente entre Lanave y Sabiñánigo Sur. Los Presupuestos Generales del Estado de 2022 contemplan una partida de 2 millones de euros para iniciar las obras, cuyo presupuesto se estima en 96,3 millones.

Tras el trámite de información pública, a los efectos de la Ley de Expropiación Forzosa, de la Ley de Carreteras por la inclusión de un nuevo semienlace, y de la Ley de Vías Pecuarias, se analizarán las alegaciones recibidas y se aprobará el proyecto de terminación, que servirá de base para la licitación de las obras.

Desde su inicio en Sagunto, la Autovía Mudéjar A-23 está finalizada hasta Lanave (provincia), en la cara norte del puerto de Monrepós, contando con un total de 394 kilómetros. Junto al tramo de Sabiñánigo Este-Sabiñánigo Oeste, actualmente en construcción, el tramo Lanave-Sabiñánigo Sur permitirá cerrar el itinerario de la autovía entre Sagunto y Jaca, evitando el cuello de botella actualmente existente en la N-330 que implica retenciones de tráfico estacionales en temporada de esquí, verano y festivos.

El nuevo tramo se inicia en el enlace de Lanave, ya construido, y tiene una longitud de 8,7 kilómetros entre dicho enlace y Sabiñánigo, conectando con un tramo de 2,5 kilómetros de autovía ya en servicio entre Sabiñánigo Sur y Sabiñánigo Este. La actual carretera N-330 quedará como vía de servicio de la autovía en todo el tramo, lo cual exige reponerla en varios puntos en los que se interfiere con la autovía a construir. El proyecto incluye la ejecución de un nuevo enlace en Ipiés y de un semienlace en Sabiñánigo Sur, al final del tramo. La velocidad de proyecto del tramo es de 120 km/h.

Las estructuras principales son dos viaductos sobre el río Gállego, de 270 y 183 metros, respectivamente; dos viaductos sobre el canal de Jabarrella, de 120 y 147 metros; y un viaducto sobre el barranco de Fanlo, de 69 metros de longitud. Además, se disponen cuatro pasos bajo la autovía, dos pasos sobre ella y hasta 920 metros de muros. Con estas obras, la permeabilidad transversal de la autovía queda garantizada.

Destacan en el proyecto las actuaciones de integración ambiental, con varios pasos de fauna, cerramiento perimetral, dispositivos de escape de fauna, delimitación y restauración de zonas afectadas por las obras, revegetaciones, plantaciones, gestión de residuos y programa de vigilancia ambiental.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión