Huesca
Suscríbete

El TSJA obliga al Ayuntamiento de Huesca a pagar 600.000 euros a los propietarios de un polígono

Los responsables municipales estudian presentar un recurso de casación para evitar el pago de la indemnización, que debe abonarse antes del 15 de enero, para compensar un error del PGOU de 2003  

Parte del suelo industrial de esta unidad de ejecución linda con el paseo Lucas Mallada.
Parte del suelo industrial de esta unidad de ejecución linda con el paseo Lucas Mallada.
Rafael Gobantes

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) ha condenado al Ayuntamiento de Huesca a pagar a los propietarios de un suelo industrial del polígono de la Magantina la indemnización recogida en una sentencia de 2016 por un planeamiento urbanístico erróneo en el PGOU de 2003. La compensación fijada entonces era de 400.000 euros, que con los intereses alcanza casi los 600.000. 

Los dueños de este suelo, situado junto al paseo Lucas Mallada, solicitaron la ejecución de la sentencia en marzo de 2021, tras negociar sin éxito con el Ayuntamiento unas nuevas condiciones de edificación para estos terrenos. El TSJA ha admitido la petición (también recurrida por el municipio) y ordena el pago de dicha cantidad antes del 15 de enero de 2022. No obstante, los representantes municipales están estudiando presentar un recurso de casación, que puede elevarse ante el Supremo o ante el propio tribunal de Aragón si existe una infracción del derecho autonómico. 

El presidente de la Junta de Compensación, Gregorio Cabrero, ha señalado este miércoles que están satisfechos con la orden judicial pero "los propietarios hubiéramos querido desarrollar este suelo en unas condiciones favorables si el Ayuntamiento no se hubiera cerrado en banda". El problema de estos terrenos es que están surcados por el Barranco del Diablo, que debe integrarse en la urbanización, lo que conllevaría que la inversión fuera superior al beneficio en las condiciones actuales. 

Durante varios años se ha negociado para lograr que este suelo tuviera un planeamiento mixto entre el uso industrial y el terciario, como las parcelas anejas sobre las que estuvo la fábrica de Alvisa y que hoy pertenecen al Grupo Raventós. Aquí, además de industria 'limpia' se permite edificar oficinas, bares y residencias para ancianos o estudiantes. Una calificación similar a sus vecinos es lo que pretendían los propietarios del terreno próximo al paseo pero que no se ha conseguido. 

La concejala de Urbanismo, María Rodrigo, ha recordado que os tribunales de Primera Instancia dieron la razón al Ayuntamiento y que tras los recursos se atendió la petición de los propietarios. Estos no pidieron en su día la ejecución de la sentencia porque confiaban en llegar a un acuerdo para sacar adelante el suelo.

A principios de 2021 empezó el proceso para modificar el planeamiento de estos terrenos, según recogía también la sentencia de 2016. No obstante, este fallo dejaba claro que había que pagar la indemnización "y que no se podía obligar al Ayuntamiento a cambiar el plan por este motivo ya que para eso pagaba la modificación", precisan los propietarios. 

"El Ayuntamiento decidió, por su cuenta y riesgo, hacerlo de esta manera a pesar que nosotros les comunicamos que la sentencia no reconocía esta opción para darla por cumplida", añaden desde la Junta de Compensación. "De hecho, empezaron a realizar la modificación aislada del plan sin nuestro consentimiento y presentamos las alegaciones oportunas a la propuesta que allí hacían", añaden.  Aunque el propio TSJA señala que la única vía para cumplir el fallo judicial es la indemnización, el Ayuntamiento llegó a aprobar inicialmente en pleno la modificación aislada. No obstante, todo quedó paralizado a la espera de esta última decisión, comunicada el martes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión