Huesca
Suscríbete

La ciencia y el arte de Ramón y Cajal brillan en el Museo Nobel de Estocolmo

Los Reyes de España inauguran en la capital sueca una exposición que difunde el legado del médico aragonés y las aportaciones actuales de la investigación española.

Los reyes de España y de Suecia, en la exposición de dibujos de Ramón y Cajal en Estocolmo.
Los reyes de España y de Suecia, en la exposición de dibujos de Ramón y Cajal en Estocolmo.
JuanJo Martín/EFE

Los dibujos de neuronas que en su día realizó Santiago Ramón y Cajal han tenido este miércoles unos espectadores de excepción, los Reyes de España y Suecia. En el Museo Nobel de Estocolmo, durante la visita de Estado a ese país, Felipe VI y la Reina Letizia han inaugurado la exposición 'Sinapsis. Arte y Ciencia en España, de Ramón y Cajal al s.XXI', que pretende destacar los logros científicos de España a partir de la visión médica y artística del Nobel español.

Los monarcas atendieron las explicaciones del comisario de la muestra, Juan Manuel Bonet, exdirector del Instituto Cervantes, quien les mostró las ilustraciones sobre los impulsos neuronales del cerebro, acompañados por los ministros españoles de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, y  de Ciencia e Innovación, Diana Morant y por la  embajadora española en Suecia, la aragonesa Cristina Latorre. 

La muestra, organizada con motivo de la visita real y dada la cercanía de la entrega de los Nobel, toma el nombre de la relación funcional entre dos células a través de los neurotransmisones (sinapsis). El punto de partida son los dibujos de Ramón y Cajal, ejemplo internacionalmente reconocido de la relación entre arte y ciencia. Él realizó a lo largo de su vida más de 12.000, parte esencial de la elaboración de su doctrina.

Los dibujos de Ramón y Cajal comparten espacio con obras de vanguardia de artístas coetáneos, como Ramón Acín.
Los dibujos de Ramón y Cajal comparten espacio con obras de vanguardia de artístas coetáneos, como Ramón Acín.
Heraldo

La muestra se estructura en tres bloques. El primero, bajo el nombre '1906' (año de concesión del Nobel de Medicina), relaciona su obra con las vanguardias españolas y coetáneos suyos como Federico García Lorca, Salvador Dalí o Ramón Acín, entre otros. El Museo de Huesca ha prestado dos obras: 'Composición fantástica', una pintura sobre cartón de Ramón Acín; y 'Páginas pseudoliterarias semicientíficas ¿Hombre artificial?', un libro de Santiago Ramón y Cajal, publicado en 1931, ilustrado con un grabado del pintor oscense.

Le sigue otro bloque, '2021', que cuenta los hitos actuales de la ciencia en España relacionados con obras artísticas contemporáneas y objetos científicos. Presenta el trabajo de cinco científicos referentes en su campo en relación con el de cinco artistas contemporáneos. El del neurólogo Javier de Felipe (CSIC–Instituto Cajal) se lee junto a las fotografías de Paula Anta; la investigación de Juan Luis Arsuaga en Atapuerca (UCM - ISCIII) junto a las fotografías de José Manuel Ballester; la labor pionera del Instituto de Astrología de Canarias con las fotografías de Carlos Schwartz; el trabajo de la misión Exomars con la obra de Regina Giménez; y las contribuciones de la bioquímica Margarita Salas con el trabajo gráfico de Eva Lootz.

Dibujo de Ramón y Cajal de las células de un gato recién nacido, una de las obras de la muestra.
Dibujo de Ramón y Cajal de las células de un gato recién nacido, una de las obras de la muestra.
Heraldo

Finalmente el audiovisual '¿Cómo miramos?' presenta el trabajo de los cinco científicos españoles contemporáneos a través de entrevistas con ellos. La exposición está organizada por la Embajada Española en Suecia, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, el Ministerio de Ciencia e Innovación, el Ministerio de Educación y Formación Profesional, Acción Cultural Española, el Instituto Cervantes y la Fundación Nobel.

En la misma ha participado la Diputación de Huesca, que ha enviado a Estocolmo a una delegación. “La muestra pone aún más de relieve la importancia que tuvo el que fuera Nobel de Medicina en 1906, que siempre sintió orgullo por sus orígenes altoaragoneses”, ha señalado la vicepresidenta, Elisa Sancho, quien ha asistido a la inauguración junto al director del Instituto de Estudios Altoaragoneses, Alberto Sabio. 

La vicepresidenta de la Diputación y el director del IEA con el ministro de Exteriores.
La vicepresidenta de la Diputación y el director del IEA con el ministro de Exteriores.
Heraldo

“Esta muestra se traducirá en un mayor interés de la población sueca por nuestra provincia, por lo que estamos colaborando a la proyección y promoción internacional de nuestro territorio”, ha añadido Elisa Sancho. A través de un protocolo firmado con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y con la embajada de España en Estocolmo, la Diputación promocionará el catálogo editado para la exposición, además de estudiar la posibilidad de dar continuidad a la misma en el Alto Aragón.

Sabio ha recordado que durante su infancia en Ayerbe, "Cajal tuvo gran afición por el dibujo, la fotografía, la literatura y la observación de la naturaleza, conocimientos que le sirvieron para perfeccionar su trabajo científico y ser reconocido como una de las principales personalidades de nuestro país”. En la exposición puede verse ese legado de las observaciones anatómicas y microscópicas de un hombre que, según el director del IEA, siempre se sintió orgulloso de sus orígenes aragoneses y de sus antepasados, "de aquellos hijos de las montañas que crecieron alrededor del murallón calcáreo de los Pirineos, como él mismo los denominó". Todo esto se subraya en la muestra de Estocolmo, así como su labor como presidente de la Junta de Ampliación de Estudios, a través de la cual muchos españoles pudieron ampliar su formación en Europa.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión