Huesca
Suscríbete

La nieve irrumpe con fuerza en el Pirineo y obliga a embolsar camiones en Monrepós

La DGA ha activado el nivel rojo prohibiendo el paso de camiones y permitiendo solo circular a vehículos con ruedas de nieve. La cota ha bajado más de lo esperado, hasta 800 m, causando problemas en varias carreteras. 

Un agente de la Guardia Civil, informando a los conductores en el puerto de Monrepós (A-23).
Un agente de la Guardia Civil, informando a los conductores en el puerto de Monrepós (A-23).
Pablo Segura

El frente de nieve y lluvia que ha barrido esta mañana el sur y centro de Aragón ha irrumpido con fuerza a media tarde en el Pirineo, causando problemas para circular por varias carreteras. Uno de los tramos más afectados ha sido el puerto de Monrepós (A-23). La DGT ha activado el aviso rojo a las 17.40 por la presencia de nieve en la calzada, prohibiendo el paso de transporte pesado y permitiéndolo solo a vehículos con ruedas de nieve. Patrullas de la Guardia Civil han informado a los conductores de las condiciones necesarias para poder circular y han realizado embolsamientos de camiones en las gasolineras de Hostal de Ipiés y de Arascués, en los dos accesos al puerto. A primera hora de la noche la situación ya se había normalizado en la A-23.

La Aemet había activado para hoy una aviso de nevadas en el Pirineo que podían dejar hasta 5 cm que se ha cumplido. Sin embargo, la cota de nieve ha bajado más de lo previsto ya que en un principio se esperaba a partir de los 1.400 metros pero en algunas zonas ha caído incluso a los 800. La alerta se mantiene activada hasta este miércoles, a las 21.00, y se reactivará el jueves, entre las 0.00 y las 12.00.

Camiones embolsados en la gasolinera de Hostal de Ipiés.
Camiones embolsados en la gasolinera de Hostal de Ipiés.
A. C.

A última hora de la tarde, la Dirección General de Tráfico informaba de la obligación del uso de cadenas o de neumáticos de invierno en el acceso al túnel de Somport (N-330) y en el puerto que da acceso a Astún y Candanchú (N-330a y N-330b), en Portalet (A-136), en el túnel de Bielsa (A-138), en la N-260, a la altura de Fiscal y de Castejón de Sos; y en la N-260a, en Broto, en el acceso al balneario de Panticosa (A-2606), 

Cabe recordar que de forma general en las provincias francesas de Altos-Pirineos y Pirineos-Atlánticos es obligatorio a partir de esta temporada invernal llevar ruedas de nieve colocadas en el vehículo o al menos cadenas en el maletero, en el período comprendido entre el 1 de noviembre y el 30 de abril.

Las estaciones de esquí del Pirineo oscense (Candanchú, Astún, Formigal-Panticosa y Cerler) también han empezado a recibir al mediodía una copiosa nevada, al igual que en algunos espacios nórdicos como Llanos del Hospital de Benasque, Panticosa y Pineta. 

Las previsiones para los próximos días son muy halagüeñas de cara a la ansiada apertura de la temporada. Se espera que siga nevando y que el fin de semana lleguen las mayores precipitaciones. De hecho, algunos modelos meteorológicos estiman que podría caer más de medio metro dejando unas inmejorables condiciones de cara al macropuente de la Inmaculada.  

Desde Aramón han reiterado este martes que su intención es abrir antes del puente aunque insisten en que dependen de la nieve que ha empezado a caer y que parece que se intensifica de cara al fin de semana. También Astún confiaba en poder estrenar la temporada ya el fin de semana del 27 de noviembre si se confirmaban las previsiones de nevadas. Mientras, Candanchú descarta por ahora un adelanto de la apertura prevista para el 3 de diciembre ya que los pronósticos apuntan a que los mayores espesores llegarán el fin de semana y en ese caso preferirían preparar bien las pistas para que la inauguración de la campaña dejara el mejor sabor de boca posible a los esquiadores, como ha explicado su director, Álvaro Luna.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión