Huesca
Suscríbete

Heraldo del Campo

ganadería

Drones, vallados virtuales... y ahora la app para pastores

Una aplicación de teléfono móvil impulsada por asociaciones de Aragón y Cataluña, Mi Rebaño, se suma a la lista de los últimos avances tecnológicos en la ganadería.

El ganadero José Ángel Aso, con el lector y el móvil en su explotación de Castiello de Jaca.
El ganadero José Ángel Aso, con el lector y el móvil en su explotación de Castiello de Jaca.
Laura Zamboraín

Hay vallados virtuales para el control del ganado, drones vigilando desde el aire a las vacas en los prados de verano y que incluso controlan su temperatura y cámaras que permiten estar pendiente en remoto del parto inminente de un animal. Los ganaderos no son ajenos al desarrollo tecnológico, y el teléfono móvil se ha convertido en una herramienta de trabajo imprescindible, como ya lo es desde hace años para los regantes, que controlan a distancia las redes hidráulicas. A esos avances se suma ahora la app Mi Rebaño para la gestión del aluvión de datos exigidos por la administración a los pastores sobre las bajas, ventas, traslados o partos.

La app se presentó en la Feria de Otoño de Biescas y ya se había dado a conocer antes en el certamen internacional Figan de Zaragoza. "Es una aplicación diseñada por y para los ganaderos de ovino y caprino", aseguran sus promotores, cuatro asociaciones de razas autóctonas en peligro de extinción: ovejas churra tensina (Atura), chisqueta (Aracoxi) y aranesa (Acora) y la cabra pirenaica (Aracapri), de Aragón y Cataluña. Las unía un problema común: la dificultad de manejo de los datos sobre las reses.

El desarrollo lo ha realizado una empresa de Barcelona y ahora está en fase de pruebas para depurar los posibles errores, después de año y medio de trabajo.

Ya hay ganaderos que están empezando a manejarla y asociaciones de otras comunidades autónomas que se han interesado por ella, porque resuelve un grave problema, al tiempo que aprovecha herramientas de uso habitual como los mensajes de wasap. "En el campo no podemos estar con un ordenador, y ahora mismo todo el mundo tiene en el teléfono el Whatsapp o el correo electrónico", comenta Ricardo Azón, uno de los promotores del ‘invento’.

Primeras pruebas

Uno de los usuarios que la está probando es José Ángel Aso. Aclara que la app se está acabando de perfeccionar pero él ya dispone de parte del material, como un nuevo lector que vía Bluetooth cargará los datos. "Va a ser muy útil poder cargar la información ‘in situ’. Si estoy en la paridera tomo nota de los corderos, identifico por ejemplo de qué madres son las crías. Antes tenías que ir a casa a descargar el lector en el ordenador", explica.

Según este ganadero de Castiello de Jaca, propietario de un rebaño con 700 cabezas de ovino y caprino y presidente de Atura, "el manejo de las reses ha cambiado totalmente en los últimos años". Los pastores eléctricos ya supusieron una innovación. "Nos liberaron para poder hacer otras tareas. Externamente la evolución tecnológica no se ve, pero sí internamente. Y no solo son los drones, el gps o el chip implantado en las ovejas para identificarlas electrónicamente", indica.

Búsquedas dirigidas

Ricardo Azón justifica la necesidad de la aplicación por el uso de los lectores de los chips que llevan las ovejas. Los inventarios de reses, bajas por ventas o muertes, movimientos a pastos, partos… exigían una herramienta más manejable que un ordenador, que el pastor no se lleva al campo, para gestionarlos.

Los lectores se llevan usando 10 años. Mi Rebaño permite conectarlos con el teléfono móvil; visualizar y gestionar esa información para realizar búsquedas dirigidas de animales o de datos en intervalos de tiempo; y generar los ficheros que los ganaderos deben pasar a sus libros genealógicos y a la administración.

La aplicación, añade Azón, se ha hecho más necesaria con la obligatoriedad de gestionar de forma individual los animales en las ganaderías de ovino y caprino de Aragón, Cataluña y otras comunidades. "Los ganaderos deben remitir a los servicios veterinarios oficiales un listado en formato txt de los animales objeto de un movimiento, venta o muerte. Ya no vale decir me llevo cien ovejas de aquí para allá, hay que decir qué cien ovejas llevo, y hay que leer el microchip y transmitir ese fichero. Y esta app genera ese fichero en un formato adecuado y vía Whastapp o desde el correo electrónico se puede enviar". La han desarrollado cuatro asociaciones, pero la app está disponible para cualquier ganadero de ovino o caprino.

El coste de la tecnología

Azón habla de las ventajas de las nuevas tecnologías. "Yo no tendría ovejas si no fuera por los pastores eléctricos, pero hoy por hoy existen muchas tecnologías que todavía tienen un precio elevado", dice. "Si se te pierde una vaca, que vale mucho dinero, el dron te puede ayudar, pero para manejarlo hay que contratar a un especialista", recuerda. Y tampoco es barato instalar cámaras de videovigilancia en las cuadras.

También está en desarrollo el sistema de cercados virtuales que permiten utilizar el teléfono móvil o tableta para crear un ilimitado número de vallados mediante la fijación de coordenadas para poder mover al rebaño, comprobar los movimientos de los animales y poder diagnosticar algún problema por ausencia de movimiento. Ricardo Azón confía en que conforme se vayan usando todas estas tecnologías, se abaratarán los costes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión