Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Finaliza el tercer día de búsqueda en el embalse de El Grado sin noticias del submarinista desaparecido

Este jueves se han incorporado al operativo los buceadores del equipo técnico de la Guardia Civil desplazados desde Madrid.

Labores de búsqueda cerca de la presa.
Labores de búsqueda cerca de la presa.
Verónica Lacasa

La Guardia Civil ha suspendido por hoy la búsqueda del militar desaparecido en las aguas del embalse de El Grado la madrugada del día 12, cuando realizaba unas prácticas nocturnas de un curso de buceo de asalto. La tercera jornada se ha dado por concluida sobre las ocho de la tarde de este jueves sin resultado positivo y se reanudará el viernes a la salida del sol.

El operativo está compuesto por seis miembros del Grupo de Especialistas de Actividades Subacuátivas (GEAS) con base en Huesca y otros seis del buceo técnico de la unidad de Madrid, que se han incorporado hoy, además de dos profesionales más, también llegados de la capital española, encargados de manejar las cámaras subacuáticas y el robot que rastrea el fondo del embalse. 

El desaparecido es el sargento Mario Quirós Ruiz, de 22 años y natural de Málaga, destinado en el Regimiento de Ingenieros número 8 de Melilla, que realizaba un curso impartido por el Regimiento de Pontoneros y Especialidades de Ingenieros nº 12, con base en el cuartel de Monzalbarba, en Zaragoza.   

Los buceadores de la Guardia Civil han estado realizando inmersiones durante todo el día en un área de unos 80 metros por 60 metros, desde la orilla a la presa, en el espacio donde supuestamente se encontraba el suboficial Quirós. Solo bajan hasta la cota de 50 metros de profundidad y por debajo de este nivel son las máquinas las que realizan la observación, dado el peligro que representa para ellos. En caso de que apareciera el cuerpo, serían los miembros del equipo técnico de Madrid quienes realizaran la inmersión para extraerlo y hacer el reportaje fotográfico de cara a la investigación judicial del accidente.     

La profundidad, de hasta 72 metros, es una de las dificultades a las que se enfrentan los buzos. La otra es no saber el punto exacto dónde pudo haber desaparecido, según el sargento Jesús Fernández, jefe del GEAS en Huesca. Sí se conoce que fue cerca de la presa, donde se está centralizando el trabajo. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión