Huesca
Suscríbete

Los bomberos de la DPH jubilan a Erco y Thay tras una década de heroicos servicios

La Unidad Canina cuenta ya con dos nuevos perros, Aru y Ara, expertos en búsqueda de personas en los parques de Sabiñánigo y Benabarre que han superado un exigente proceso de adiestramiento de dos años.

Erco y Thay con sus respectivos guías, Iván Muñoz e Iván González, bombero y oficial del Speis de la DPH, respectivamente.
Erco y Thay con sus respectivos guías, Iván Muñoz e Iván González, bombero y oficial del Speis de la DPH, respectivamente.
Speis DPH

Un simulacro de búsqueda de personas en el embalse de Yesa fue el último acto de servicio de Erko y Thay, los dos perros de la Unidad Canina del Servicio Provincial de Extinción de Incendios y Salvamento de la Diputación de Huesca que durante una década han participado en decenas de operativos de emergencias y preventivos para la localización de personas extraviadas en grandes áreas, sepultadas por un alud o atrapadas en el derrumbe de una casa y que han intervenido incluso en terremotos internacionales. 

Erco es un pastor belga malinois de 12 años que comenzó a trabajar cuando era solo un cachorro con el bombero Iván Muñoz en la comarca de la Ribagorza, mientras que Thay es un labrador retriever de 11 años que hizo lo propio en la comarca del Alto Gállego con el oficial Iván González. Ellos son los dos únicos guías caninos acreditados del Speis de la DPH. 

Aunque la edad no es el factor más determinante, han tomado la decisión de 'jubilar' a los dos perros "porque ya no aguantan físicamente el nivel de exigencia que tienen las intervenciones", explica Iván González, quien destaca la importancia que de su labor "porque son una herramienta de bajo coste para la administración y muy efectiva, aunque tampoco son infalibles porque tienen su días y sus fallos también". 

Los guías se muestran muy orgullosos de los éxitos de Erco y Thay "porque ha habido muchas intervenciones con resultado positivos". Una de las últimas fue la localización de un anciano que se había extraviado en la comarca de Somontano. "Llegamos a las doce de la noche y en media hora lo encontramos. La familia nos lo agradeció mucho porque era un hombre de más de 80 años y quizá no habría sobrevivido si hubiera tenido que pasar la noche fuera de casa", destaca. 

En esta década, el número de operaciones en los que ha sido activada la Unidad Caninna ha ido fluctuando mucho. "Es muy imprevisible porque hay años que sales solo cinco o seis veces y otros que hay veinte activaciones", explica Iván González. Una de las épocas de mayor trabajo suele ser el otoño por personas que se extravían con el inicio de la temporada de setas.

La Unidad Canina ya tiene sustitutos para ambos en los parques de Benabarre y de Sabiñánigo. Aru y Ara, dos pastores belgas malinois, han cogido ya el relevo de Erco y Thay tras un "exigente" proceso de adiestramiento de dos años hasta que se les considera operativos. Hay algunas razas más "predispuestas" a este tipo de trabajos como los labradores y los pastores alemanes y belgas. Estos últimos, por ejemplo, se ajustan muy bien "porque morfológicamente son muy atléticos y muy resistentes ya que aguantan muchas horas trabajando y temperaturas extremas tanto de calor como de frío, además de ser muy ágiles a la hora de moverse por el escombro y la montaña", apunta el oficial.

Ara, la actual perra operativa en el parque de Sabiñánigo, con su guía, Iván González.
Ara, la actual perra operativa en el parque de Sabiñánigo, con su guía, Iván González.
Speis DPH

No obstante, lo primero es hacerles unas pruebas para asegurarse de que tiene las cualidades y los instintos primarios necesarios para estas labores. Así, con solo dos o tres meses empiezan con trabajos muy básicos y lúdicos de aclimatación al medio. Además, se les referencia el olor para que se especialicen en la búsqueda de personas. 

En las grandes áreas es importante que tengan autonomía para batir zonas amplias sin necesidad de ir con un guía a su lado. En el caso de búsqueda entre escombros también buscan que buena movilidad "porque tiene que ser capaz de resolver todos los conflictos que se encuentre por si solo sin quedarse bloqueado". Y en las avalanchas se les enseña a "rascar" porque en estas situaciones las víctimas están sepultadas y tienen que saber focalizarlas.

Aru, el actual perro del parque de Benabarre con su guía, Iván Muñoz.
Aru, el actual perro del parque de Benabarre con su guía, Iván Muñoz.
Speis DPH
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión