Huesca
Suscríbete

Huesca congelará los impuestos y prevé problemas para ajustar el presupuesto de 2022

El equipo de gobierno municipal (PSOE) deberá afrontar un mayor gasto por el incremento del sueldo de sus empleados, el aumento del salario mínimo en las contratas y la subida del precio de la luz. 

El concejal de Hacienda, el socialista José María Romance, ha presentado la propuesta de ordenanzas fiscales este viernes.
El concejal de Hacienda, el socialista José María Romance, ha presentado la propuesta de ordenanzas fiscales este viernes.
Heraldo.es

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Huesca (PSOE) ha decidido congelar los impuestos y tasas para 2022, incluso el IBI (antigua contribución urbana), según la propuesta de Ordenanzas Fiscales presentada este viernes en comisión de Hacienda. La decisión se ha tomado al considerar que la presión fiscal no debe incrementarse en el que es "un momento difícil para familias y empresas debido a las consecuencias de la crisis sanitaria del coronavirus", ha señalado el concejal José María Romance. 

El responsable del área municipal de Hacienda ha reconocido que esta congelación conllevará dificultades para elaborar el presupuesto del próximo ejercicio debido al incremento del gasto previsto. "Tendremos que ajustar muchas partidas e incluso eliminar alguna", ha señalado Romance. Según ha explicado, con los mismos ingresos que en 2021, el Ayuntamiento tendrá que afrontar en 2022 un incremento de gastos importante por el aumento del sueldo de los empleados públicos y del salario mínimo interprofesional (que tendrán que contemplarse en las contratas) así como por la subida del precio de la luz, que puede suponer un gasto añadido de 150.000 euros a los 2,3 millones que se pagan anualmente.

El concejal ha destacado que el recibo del IBI, el pago más oneroso para los ciudadanos, será en 2022 igual que en 2021, ya que se mantiene el mismo tipo impositivo (0,78) y no actualizan los valores catastrales. El  Impuesto de Bienes Inmuebles supone para las arcas municipales un ingreso de alrededor de 18 millones de euros, casi el 35% del presupuesto del Ayuntamiento, que para el ejercicio en curso es de 52,8 millones. La congelación conllevará dejar de recibir más de medio millón de euros.  

La propuesta del PSOE, no obstante, contempla 20 modificaciones de carácter técnico o jurídico en siete de las 35 ordenanzas vigentes. Una de las más destacadas es la que aumenta la bonificación del 85% al 95% en la instalación de sistemas de aprovechamiento eléctrico de la energía solar, tanto en el IBI como en el Impuesto de Construcciones de Instalaciones y Obras (ICIO). La rebaja solo se aplicaba en las instalaciones para la residencia habitual pero desde 2022 será extensible a viviendas de todo tipo y también a empresas. 

El próximo 7 de octubre tendrá lugar la comisión de Hacienda en la que el resto de grupos políticos con representación municipal podrán presentar sus propuestas de modificación, que serán estudiadas para incluirlas o desestimarlas. El día 15 se dictaminará el documento definitivo, que una semana después se someterá a la aprobación del pleno. EL PSOE, con 10 de los 25 concejales necesitará otros apoyos. Aunque sin pacto explícito, en lo que va de mandato ha  contado con el respaldo de los tres ediles de Cs para sacar adelante las ordenanzas fiscales y el presupuesto. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión