Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Monegros modernizará 12.000 hectáreas de regadío para que 1.400 agricultores "no se tengan que ir"

La sociedad pública Seiasa firma en Huesca cuatro convenios para financiar obras por valor de 82 millones. Según su presidente, reformar los regadíos es "esencial en la lucha contra la despoblación" porque permitirá la incorporación de los jóvenes.

El presidente de Seiasa firmó el convenio en Huesca con las comunidades de regantes.
El presidente de Seiasa firmó el convenio en Huesca con las comunidades de regantes.
Pablo Segura

La Comunidad General de Riegos del Alto Aragón tiene cada vez más cerca su objetivo de modernizar toda su superficie de regadío. El Ministerio de Agricultura, a través de la empresa pública Seiasa, ha firmado este jueves cuatro convenios para invertir 82 millones de euros con las comunidades de Collarada 1ª, Santa Ana, Grañén-Flumen y Almuniente y Molinar del Flumen, que suman 12.745 hectáreas de 1.424 agricultores, principalmente cultivos de maíz, alfalfa y cereal de invierno. El dinero permitirá transformar sus antiguas  redes de acequias en eficientes sistemas de riego presurizado con telecontrol. 

Una vez ejecutados estos proyectos, quedará por reformar únicamente un 14% de la mancha verde de Riegos del Alto Aragón, 20.000 hectáreas del total de 135.000 hectáreas que componen el sistema Gállego-Cinca. No obstante, en el futuro habrá que ir pensando en una segunda modernización, ya que las primeras obras de mejora de algunas de las comunidades datan de los años 70 y deben actualizarse.

El presidente de la Sociedad Mercantil de Infraestructuras Agrarias (Seiasa), Francisco Rodríguez Mulero, ha firmado los convenios este jueves en la subdelegación del Gobierno en Huesca. La modernización, ha dicho, es "esencial en la lucha contra la despoblación". "Sin regadío, la producción agraria en España no tiene futuro y si no está modernizado ni digitalizado, tampoco, porque no habrá relevo generacional ni incorporación de jóvenes".  

A la firma han asistido, junto a la subdelegada del Gobierno, Silvia Salazar; el director general de Desarrollo Rural del Gobierno de Aragón, Jesús Nogués;y el presidente de Riegos del Alto Aragón, César Trillo, sistema al que pertenecen las comunidades firmantes de los convenios. También han estado los presidentes de estas: por Collarada 1ª, Saúl Gracia Villacampa; por Santa Ana, Pedro Carlos Revuelta; por Grañén-Flumen y Almuniente, Carlos Alayeto y Basilio Pardo; y por Molinar del Flumen, José Ángel Lample.  

"Esto no es gratis", ha dejado claro Francisco Rodríguez, sale del bolsillo de los regantes, que en un primer momento deben financiar el 50% de las obras y 25 años después de su finalización empiezan a pagar el resto. El convenio de Collarada, por 24.986.500 euros, transformará un deteriorado sistema de riego a manta mediante canaletas de hormigón y acequias en un sistema de riego presurizado con una tubería enterrada, en beneficio de 350 regantes de Robres, Almuniente y Senés de Alcubierre, con una toma en el Canal de Monegros, balsa de regulación, estación de bombeo, otra balsa elevada y dos parques solares fotovoltaicos. La red de tuberías de distribución se completará con un sistema de telecontrol del riego.

La comunidad de Santa Ana, con una inversión de 24.708.635 euros, realizará obras similares en los municipios de Almuniente, Senés de Alcubierre, Tardienta, Torralba de Aragón y Torres de Barbúes, para 273 regantes. En el caso de Grañén-Flumen y Almuniente, los beneficiarios son 450 y el gasto, 21.864.700 euros. Y, por último, la de Molinar del Flumen, para 351 regantes, afecta a los municipios de Almudévar, Tardienta y Sangarrén.

César Trillo ha valorado el "importante empujón" a los "largos" procesos de modernización y ha apostado por seguir en este camino. "Riegos del Alto Aragón tiene una meta y nos estamos aproximando". El primer paso para poder aplicar las nuevas tecnologías en el campo es la transformación de los viejos regadíos, ya que pocos avances se pueden aplicar a las antiguas acequias. Además, permiten un uso eficiente del agua y representan el único camino para luchar contra la España Vaciada, "para que los que todavía creen en la agricultura no se tengan que ir".     

En Aragón se están acometiendo buena parte de las actuaciones más importantes en esta materia de todo el país, según el presidente de Seiasa. El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha financiado un total de 38 proyectos, 36 ya finalizados, con una inversión de 272,9 millones de euros, actuando sobre una superficie regable de 63.659 hectáreas y beneficiando a 7.063 regantes.

Ahora van a impulsar, también a través de la empresa pública instrumental Seiasa, dos proyectos de modernización de regadíos en las provincias de Huesca y Zaragoza, en el marco de la mejora de la eficiencia y la sostenibilidad en regadíos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española. La inversión será de 35.510.000 euros que beneficiarán a la comunidad de regantes constituida tras la fusión de la Nº V de los Riegos de Bárdenas y la del Río Riguel; y a la del Molinar del Flumen.

El presidente de esta última, José Ángel Lample, ha dicho que los regantes afrontan un gasto importante, "pero es el existir o no existir", y al mismo tiempo ha agradecido el esfuerzo de Seiasa, que "adelanta el dinero y nos facilita mucho el trabajo, porque se encarga de expropiaciones, anteproyectos... Si no fuera por esta empresa pública sería inviable".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión