Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Arturo Aliaga defiende la sostenibilidad de la unión de estaciones porque quitará coches de la carretera

El vicepresidente del Gobierno de Aragón no teme roces con sus socios, dado que el acuerdo del cuatripartito incluye la "modernización" de las pistas de esquí.

Trabajos de construcción de los nuevos telesillas de Cerler y Formigal.
Trabajos de construcción de los nuevos telesillas de Cerler y Formigal.
Aramón

El Gobierno de Aragón ha defendido la sostenibilidad de la unión de estaciones de esquí y otros proyectos ligados al sector de la nieve, como la telecabina de Benasque a Cerler, para los que ha solicitado 49 millones de fondos europeos. "Cuando hablamos del telecabina de Benasque estamos evitando la subida de vehículos a Cerler, cuando hablamos de unir Astún y Candanchú estamos evitando el desplazamiento de los esquiadores", ha declarado este lunes el vicepresidente y consejero de Industria y Turismo, Arturo Aliaga, al ser preguntado por las trabas ambientales que podría poner Bruselas a la hora de dar financiación. "Todos los proyectos tienen un alto índice de sostenibilidad", ha asegurado, para añadir que en este sentido se han trabajado las solicitudes enviadas.

Los primeros planes presentados se deberían ejecutar hasta el 2023 y los últimos, hasta el 2026, según Aliaga, quien ha dicho que el Gobierno ha trabajando este verano en colaboración con la Diputación de Huesca, los ayuntamientos implicados y el grupo Aramón para buscar esta financiación. Las solicitudes se realizaron el día que acababa el plazo. "Están ya en el Ministerio y ya hemos empezado a hablar con él porque la nieve es una inversión estratégica y trascendental que nos posiciona de cara a la candidatura olímpica". 

Poder competir con un dominio esquiable como el que se plantea pondría a Aragón "en otra dimensión en el turismo de nieve", en palabras del vicepresidente. Cuando no nieva o se cierran las estaciones, como ocurrió el pasado invierno por la pandemia, "el efecto en los valles es demoledor".

Respecto a la oposición de sus socios de gobierno, Chunta Aragonesista y Unidas Podemos, el vicepresidente se ha remitido a un punto del acuerdo del cuatripartito sobre la necesidad de "modernizar" las estaciones de esquí. "Estamos en la línea de mejorar su competitividad y sostenibilidad", ha concluido. Y si el dinero de Europa no llega, "habrá solución B", para hacer realidad la unión por otra vía. 

La primera fase comenzaría con las del valle del Aragón, Candanchú y Astún, valorada en 9,3 millones de euros. El remonte, de 3 kilómetros, partiría de la parte baja de Candanchú para llegar al entorno de La Raca. 

La segunda fase supondría conectar Astún con Formigal a través del collado del Canal Roya. Su costes ascendería a 40 millones y se puede acometer mediante dos telesillas con una estación intermedia o con una telecabina directa.

Además, está la eterna reivindicación de Benasque de construir un telecabina a Cerler, presupuestado en 12,8 millones de euros, que podría desplazar 2.400 personas a la hora en ambos sentidos. Su trazado a lo largo de dos kilómeros debe superar un desnivel de 370 metros. 

Otro proyecto importante es la ampliación de Cerler hacia el municipio de Montanuy. La próxima temporada se estrenará el primero de los remontes previstos, con un coste de 9 millones de euros, pero hay tres más para completar la extensión de las pistas hasta el valle de Castanesa

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión