Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La pandemia ha provocado el éxodo de 100.000 españoles de la ciudad al campo

Los expertos reunidos en el congreso de Aínsa coinciden en las nuevas oportunidades que ofrecen las zonas de montaña con la tecnología y piden cambios fiscales "porque el sistema actual penaliza a los pequeños".

María Verges, síndica de Arán, presentando al empresario benasqués Carlos Barrabés.
María Verges, síndica de Arán, presentando al empresario benasqués Carlos Barrabés.
esMontañas

Desde el inicio de la pandemia, más de 100.000 españoles han abandonado las ciudades para irse al medio rural. El dato lo ha aportado este viernes el secretario de Estado para el Reto Demográfico, Francesc Boya, en el V Congreso esMontañas que reúne en Aínsa a representantes de municipios de montaña, así como técnicos, empresarios, periodistas y otros colectivos para analizar las posibilidades de futuro que ofrecen estas zonas. Una primera jornada en la que se ha hecho referencia a la dramática situación que vive La Palma con el erupción volcánica ya que comparte la problemática de los territorios de montaña. 

"Mucha gente entiende que la ciudad ya no es el paradigma de la modernidad", ha dicho Boya, porque la tecnología ha permitido "que ya no sea tan importante dónde vives sino tener una conexión". En su opinión, ha primado la concepción de los pueblos de montaña como "un reservorio de biodiversidad" donde las personas "éramos lo menos importante, incluso molestábamos", y contra esta idea, "hay que poner en valor lo pequeño", ha añadido el secretario de Estado, que antes fue síndico del Valle de Arán.

Incluso desde el ámbito académico se está apoyando el valor de las zonas de motnaña, dejando ver que son "palancas para afrontar retos como el cambio climático", en palabras de Boya. Los bosques deben ser bien gestionados, cuidados, y eso solo es posible, en su opinión, "si hay comunidades cercanas que los cuidan".

El secretario de Estado considera que este relato no se puede hacer "desde el cabreo, desde el enfrentamiento con lo urbano o desde el agravio", así como no se pueden construir carreteras y hospitales en cada pueblo. "Este no es el camino. El debate está en entender el país como un todo". Ha recordado que existen diferencias obvias, pero estas deben ser un problema. Para salir adelante los pequeños municipios deben retener el talento y conectarse con el siglo XXI, algo que solo es posible, ha apuntado, gracias a la tecnología.

Francesc Boya, secretario de Estado para el Reto Demográfico, en Aínsa.
Francesc Boya, secretario de Estado para el Reto Demográfico, en Aínsa.
Esmontañas

Tras su discurso, ha intervenido a través de un vídeo la vicepresidenta del Gobierno de España, Teresa Ribera, para referirse a los desafíos propios de los territorios de montaña, como la conectividad, la movilidad o el acceso a los servicios públicos.

La financiación de la administración local ha sido el tema de la ponencia impartida por el catedrático de derecho administrativo de la Universidad Autónoma de Madrid, Francisco Velasco, quien ha asegurado que en España hay “un sistema de financiación que hay que cambiar porque el actual penaliza desproporcionadamente a los pequeños”. Lo ha hecho exponiendo ejemplos y cifras sobre la estructura de los ingresos municipales en función del número de habitantes, los ingresos medio por habitantes y los ingresos que grandes ciudades de diferentes países reciben por transferencias.

Por su parte, el presidente de la Diputación de Huesca, Miguel Gracia, se ha referido a la escasa autonomía que tienen los ayuntamientos para decidir sobre sus tributos, tasas y recursos y en esta línea ha pedido una normativa para dar respuesta a estas necesidades. Y ha puesto el ejemplo de los empadronamientos cuestionando que mientras un ayuntamiento recibe dinero por número de empadronados, el Estado cobra a ese mismo ayuntamiento por habitante equivalente, y es un sistema que, a su juicio ha de buscar un mayor equilibrio.

También el alcalde de Aínsa, Enrique Pueyo, ha puesto de manifiesto la importancia de tener “una financiación local adecuada para cubrir los servicios básicos en nuestros pueblos y así tener la oportunidad de atraer otro tipo de proyectos”. 

Mientras, el presidente de esMontañas, Marcel Iglesias, ha recalcado que “los alcaldes carecen de herramientas para poder decidir en qué zonas de su propio territorio se pueden implantar o no infraestructuras de energías renovables”. 

Carlos Barrabés: "

Una de las ponencias que más expectación había generado en esta primera jornada del congreso era la del empresario benasqués Carlos Barrabés, "uno de los montañeses más conocidos en todo el mundo", como lo ha definido el presidente de esMontañas. Barrabés ha hablado sobre 'Presente y futuro en los pueblos de montaña: cómo hacer de la adversidad una oportunidad" incidiendo también en el "nuevo mundo" que se está configurando gracias a la tecnología "porque mientras antes todo el mundo se iba del campo a la ciudad porque había más conexión, más oportunidades y era más eficaz vivir todos juntos, ahora todo se va a la nube y eso supone un punto de inflexión que no se puede dejar escapar porque ahora una ciudad de 20 millones de habitantes ya no tienen por qué ser más interesante que un pueblo de montaña".

El fundador del Grupo Barrabés ha abogado por la imperiosa necesidad de "cambiar de mentalidad porque el mundo tradicional estaba basado en la tierra, el capital y el trabajo y ahora valen más la propiedad intelectual, los datos y el talento". Por ello, considera que "hay que desaprender a vivir en el siglo XX para saber sobrevivir en el siglo XXI, en el que hay un proceso de descentralización del mundo después de haberse creado las empresas más grandes de la historia".  

El empresario benasqués augura una "transformación fundamental" en los próximos 25 o 30 años y ha planteado la necesidad de "empezar a pesar en red, en fomentar la interdependencia que ya existe en las montañas y en cambiar el concepto de tecnología no como un fin sino como un medio para resolver problemas"

Según Carlos Barrabés, ·vamos hacia el "humano híbrido" que trabaja en la nube y ha apelado a los habitantes de la montaña "a no dejar de protestar para que llegue el 5-G o la fibra" a sus territorios. "Tenemos que crear comunidades justas que propicien más opciones y necesitamos tejedores de redes. O nos enfocamos a los problemas y no a las soluciones o nos vamos a salir de esta", ha concluido. 

La jornada ha finalizado con la presentación de proyectos como la Asociación de los Pueblos Más Bonitos de España, Pallars Actiu o experiencias pioneras como el trabajo realizado en Torremocha del Jarama, que ha visto multiplicar su población en los últimos años gracias a la correcta gestión de sus recursos.

El V Congreso de esMontañas continúa este sábado con la mesa redonda 'La economía social como elemento transformador de las comunidades rurales' y la conversación dirigida por Manuel Campo Vidal entre Francesc Boya y Mercedes Molina, catedrática de Geografía Humana de la Universidad Complutense de Madrid. Además, se anunciará el nombre de la Capital de la Montaña 2022, que relevará a Aínsa. El congreso será clausurado por el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión