Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Francia y España ensayan (con polémica) la respuesta ante un ataque terrorista en el túnel de Bielsa 

El cierre del paso internacional durante dos días para realizar el simulacro, con la campaña turística de verano aún en marcha, ha provocado las quejas del Ayuntamiento y los empresarios. 

Simulacro de ataque terrorista realizado en el túnel de Bielsa por cuerpos de seguridad y emergencias de España y Francia.
Simulacro de ataque terrorista realizado en el túnel de Bielsa por cuerpos de seguridad y emergencias de España y Francia.
Prefectura de Altos Pirineos

El túnel de Bielsa ha sido escenario esta semana de un simulacro en el que España y Francia han evaluado la respuesta de los servicios de intervención de ambos países ante un posible ataque terrorista con armas químicas. La necesidad de cerrar el paso internacional para la realización del ejercicio ha provocado protestas. El alcalde, Miguel Noguero, considera que no es el mejor momento, con la temporada turística todavía en marcha. 

El ejercicio tuvo "una gran afección", asegura Noguero, "paralizó todo el valle". En otras ocasiones el túnel se ha cerrado por simulacros, pero esta vez ha sido de mayores dimensiones, con más de 200 personas movilizadas. Uno de los días se prohibió la circulación en la carretera de acceso desde Parzán y en pistas forestales y se clausuraron aparcamientos. "Se había avisado, pero la gente no cuenta con ello y se quedó bloqueada. Los empresarios se quejan de que perdieron ingresos y reservas porque la gente no podía llegar". Una situación que podía haber evitado, justifica, haciéndolo en fechas con menor afluencia de personas. 

El Ayuntamiento ha enviado una carta de protesta al organismo hispano-francés encargado de la gestión del túnel para pedir explicaciones. "Bastante soportamos ya con el cierre del túnel por las noches", ha dicho, en referencia a la prohibición de circular por el paso subterráneo de 3 kilómetros entre las 22.00 y las 6.00. Esta medida fue acordada unilateralmente por Francia, sin fecha prevista de reapertura, alegando en unas ocasiones alerta terrorista y en otras razones de "control sanitario" por la pandemia.

El ejercicio obligó al cierre del túnel y de sus accesos por carretera entre la tarde y la noche del 8 y 9 de septiembre. Estaba organizado por la Prefectura de Altos Pirineos, el 112 de Aragón y la Subdelegación del Gobierno en Huesca, en el marco del proyecto europeo Transtun, que tiene como objetivo mejorar la respuesta ante los riesgos nucleares, radiológicos, biológicos y químicos en los túneles transfronterizos. 

El director de Infraestructuras Transfronterizas de la Agrupación Europea Pirineos-Pyréneés, que gestiona el túnel, ha explicado que era una "oportunidad", pues posiblemente sea el único ensayo de este tipo que se lleve a cabo en el túnel, financiado con cargo al citado proyecto europeo. "No nos gusta cerrar, pero los simulacros nunca caen en buen momento", ha señalado Andrés Olloqui, quien recuerda que a partir de octubre la vialidad invernal se ve dificultada en la zona por las nevadas. 

El cierre se prolongó el primer día de 18.00 a 22.00 para comprobar el funcionamiento de la ventilación en el interior del paso,  y dos horas antes el jueves, cuando se produjo el gran despliegue, con la participación de servicios especiales de los dos países. En horas nocturnas no se podía llevar a cabo por las características del ejercicio.

En el simulacro participaron los servicios de Protección Civil de los dos países para practicar su coordinación ante emergencias de gran magnitud. Desde la sala del 112 Aragón se siguieron las maniobras del supuesto ataque terrorista con riesgo químico. El servicio de bomberos de la Diputación de Huesca también estuvo representado en este ensayo. Ocho de sus profesionales participaron como observadores en la parte francesa del túnel, viendo cómo se montaban y organizaban las unidades de descontaminación masiva de personas.

Francia desplegó, por su parte, a numerosos efectivos en esta estrategia de intervención que contempló la respuesta en la protección de la población, las pruebas de comunicación entre los distintos cuerpos intervinientes y la implantación de rutas de desvío alternativo para la circulación. Participaron 130 bomberos, 55 gendarmes, 13 agentes de distintas Prefecturas, la Cruz Roja y otras asociaciones de protección civil. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión