Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Denuncian la sobrecarga de trabajo en la residencia Ciudad de Huesca, pero el centro lo niega

CSIF denuncia el "agotamiento" y el "estrés" de la plantilla tras las bajas causadas por un brote de covid. La directora, Concha Oliván, replica que están pendientes de compensar a las trabajadoras las horas de más.

Un total de 82 residentes y 49 trabajadores de la residencia Ciudad de Huesca, dependiente del IASS, han recibido este martes la segunda dosis de la vacuna.
Vacunación de residentes y trabajadores de la residencia Ciudad de Huesca.
Veronica Lacasa

La Unión Provincial de Huesca del sindicato CSIF ha denunciado la "situación límite" que sufren los cerca de 150 trabajadores de la residencia pública Ciudad de Huesca, donde son atendidos actualmente unos 90 ancianos y ancianas, debido a la sobrecarga de trabajo derivada de las bajas provocadas por un brote de coronavirus registrado en agosto y ha reclamado un refuerzo de personal. 

En respuesta a estas críticas, la directora del centro, Concha Oliván, ha negado que la plantilla sufra "agotamiento y estrés", como asegura el sindicato, reconociendo no obstante que en otros momentos de la pandemia la situación sí era más complicada. Además, ha afirmado que están pendientes de recibir una partida económica para compensar los días que los trabajadores han hecho de más por culpa del citado brote.

Desde CSIF explican que en agosto, a raíz de la detección del brote, se suspendieron vacaciones, permisos y descansos, se modificaron las carteleras y el personal tuvo que asumir tareas extraordinarias "sin que se supliera o reforzara la plantilla, entre la que se produjeron bajas médicas". 

Además, advierten de que la plantilla está "saturada" y sigue sin reforzarse pese a que el personal tiene todavía permisos pendientes de disfrutar. A ello se añade, según CSIF, la carencia de uniformes, grúas de movilización defectuosas, material almacenado en condiciones no óptimas y falta de mantenimiento en algunas dependencias. Críticas que niega rotundamente la directora afirmando que hay uniformes de sobra y que el material se encuentra en buen estado, correctamente almacenado y que no falta tampoco mantenimiento.

Por todo ello, desde el CSIF han solicitado a los responsables del centro y al Instituto Aragonés de Servicios Sociales que se realice un esfuerzo de previsión para que evitar que esta situación se dilate "y continúe el deterioro en la prestación del servicio de esta residencia que se encuentra en una situación crítica". Así, solicitan que se organicen los permisos pendientes de disfrutar, que se compense la "extraordinaria dedicación" de los trabajadores durante el mes de agosto y se incremente la dotación de personal "que evite el continuo éxodo hacia centro del Salud en los que encuentran mejores condiciones de trabajo", recalcan desde el sindicato. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión