Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Alumnos de Graus afectados por el mal estado de la techumbre serán reubicados fuera del colegio

La tercera planta del colegio permanecerá cerrada en el inicio del curso por motivos de seguridad. Los alumnos de 3º y 5º estarán fuera del centro y los de 6º ocuparán als salas de ordenadores y de profesores.

Antiguo instituto, al que serán trasladados parte de los alumnos.
Antiguo instituto, al que serán trasladados parte de los alumnos.
Ángel Gayúbar

Técnicos del servicio provincial de Educación se desplazaban este martes a Graus para comprobar el alcance de los daños en la cubierta del colegio y valorar las medidas adoptadas por el Ayuntamiento para reubicar temporalmente a los alumnos afectados. Finalmente han dado dado el visto bueno a la propuesta, al tiempo que anunciaban la adjudicación a la empresa Tragsa de los trabajos de la reforma integral del tejado de este centro escolar, que había quedado desierta hace unos días. Todavía sin fecha de inicio, cuentan con un presupuesto de ejecución de 170.000 euros.

Beatriz Cosculluela, concejal responsable de temas educativos en el consistorio ribagorzano, confirma que son casi un centenar los escolares afectados por el cierre por motivos de seguridad de la tercera planta. Allí se encuentran las aulas de los cursos de 3º, 5º y 6º de Educación Primaria y ha sido necesario trabajar contra reloj para buscarles un nuevo acomodo en unas aulas provisionales mientras se soluciona la problemática de la techumbre. "Finalmente –comenta la concejal- hemos apostado por primar la seguridad por encima de cualquier otra consideración y tendremos que reubicar fuera del colegio a los alumnos de las cuatro aulas de 3º y de 5º, ya que a los de 6º se les va a buscar acomodo en la sala de ordenadores y en la de profesores del propio centro". 

Sus compañeros de los cursos inferiores tendrán que salir del edificio y recibirán, de momento, las clases en dos espacios habilitados en el local parroquial conocido como 'El Mesón' y en otros dos situados en el antiguo Instituto grausino que en la actualidad acoge las clases y actividades de Educación de Adultos. 

"Estas dos ubicaciones ofrecen la ventaja de la proximidad del patio del antiguo instituto, donde los escolares podrán salir al recreo mientras duren las obras en el colegio", comenta Cosculluela apuntando que ahora quedan por cerrar los horarios de comedor de los escolares que se acojan a este servicio.

La brigada municipal ya comenzaba este mismo martes a trasladar los enseres y materiales docentes a las nuevas aulas provisionales, aunque este centenar de escolares afectados por el cambio de ubicación no podrá comenzar el curso este miércoles con el resto de los escolares grausinos y se retrasa su incorporación a las aulas hasta el próximo día 10, en que el ayuntamiento prevé que esté todo dispuesto en las nuevas aulas que, se espera, sean provisionales durante el menor tiempo posible.

Las intensas lluvias de la pasada semana agravaron la muy delicada situación que presenta la cubierta del colegio Joaquín Costa de Graus y ocasionaban diversas goteras en pasillos, aulas y baños en la parte alta del edificio, que se agravaron el pasado lunes con el desprendimiento de un madero estructural del tejado sobre el pasillo de esta última planta después de haber traspasado el falso techo ocasionando un considerable boquete.

Ante este desprendimiento, y tras consultarlo con el ayuntamiento y el servicio provincial, la dirección del colegio acordó la evacuación de todo el alumnado de esa planta, ya que no se podía garantizar ni su seguridad ni la del profesorado. Una medida que ha sido ratificada por los técnicos de Educación.

Analizando la situación en que se encuentra el colegio, el portavoz del PP en la oposición –y anterior alcalde grausino-, José Antonio Lagüens, se ha lamentado por lo ocurrido recordando que su equipo de gobierno recibió "mucha presión" sobre este tema al final de su mandato. "Tras las elecciones nos dijeron que estaba todo solucionado, pero durante todo este tiempo el Gobierno de Aragón ha sido incapaz de hacer una inversión de 150.000 euros y de planificar unas obras en el período de vacaciones escolares veraniegas para no alterar el desarrollo del curso docente", apunta Lagüens para quien el cierre de la última planta del colegio supone "un grandísimo problema y mucho más con los protocolos covid vigentes".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión