Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La DPH adjudica por casi 600.000 euros la restauración de las pinturas murales de la iglesia de la Cartuja

Los trabajos, que arrancarán en las próximas semanas, se alargarán durante diez meses y correrán a cargo de un equipo de 10 profesionales.

Detalle de una de las escenas pintadas en la bóveda de la iglesia
Detalle de una de las escenas pintadas en la bóveda de la iglesia
Javier Broto

La Diputación Provincial de Huesca dará un paso más en el proceso de rehabilitación de la Cartuja de Las Fuentes (Sariñena), con la restauración de las pinturas murales de la nave de la iglesia. Los trabajos, que arrancarán en las próximas semanas, se alargarán durante diez meses y correrán a cargo de un equipo de 10 profesionales. La actuación ha sido adjudicada por 585.244 euros.

El pintor fray Manuel Bayeu, cuñado de Goya, dedicó 30 años a la decoración de la Cartuja de Las Fuentes, donde cubrió con sus obras más de 2.000 metros cuadrados de techos y muros. A día de hoy, este conjunto pictórico está considerado una de las mayores manifestaciones de la pintura barroca aragonesa por su extensión, coherencia y significado.

En esta primera actuación, los trabajos se centrarán en la bóveda y paramentos de la nave de la iglesia, que acusan el paso del tiempo y el estado de abandono al que estuvo sometido el enclave. En la bóveda, está representada la vida de la Virgen y en los muros, la Pasión de Cristo. La actuación es una de las intervenciones más esperadas y ambiciosas, por el gran valor y belleza de los frescos así como por su estado de deterioro. De hecho, los nueve lienzos de los muros, que están enmarcados con molduras del escultor Pedro Salas, presentan importantes desconchones.

Con su adquisición en 2015, la DPH ha cambiado el futuro de la Cartuja de Las Fuentes. Hace tan solo seis años, el monumento parecía avocado a la ruina. El agujero del chapitel de su torre campanario era el símbolo más visible de su avanzado deterioro. No obstante, cumpliendo con su compromiso, la institución pública emprendió un importante plan de mejoras, que ha permitido sustituir la totalidad de las cubiertas, renovar el atrio de acceso o acondicionar el espacio exterior. Hasta la fecha, la inversión realizada ronda los 2 millones de euros, incluyendo el precio de su compra (260.000).

La primera fase de restauración de las pinturas murales se enmarca en la cuarta fase de restauración del monumento, en la que se incluyó la renovación del atrio así como la sustitución de la cubierta de las porterías. También forma parte de la misma el futuro acondicionamiento de este último edificio como centro de recepción de visitantes, así como la intervención en el claustrillo y patios interiores.

Al igual que ha ocurrido hasta ahora, el trabajo de recuperación de las pinturas murales de la bóveda y paramentos de la nave de la iglesia no interferirán en el programa de visitas guiadas del monasterio, que continuarán en su horario habitual.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión