Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La ampliación de Cerler toma forma con el montaje del primer telesilla a Castanesa

El grupo Aramón ha construido ya las estaciones de salida y llegada y está empezando a colocar las 13 pilonas del remonte con una inversión que supera los 7 millones de euros.

La ampliación de la estación de esquí de Cerler ha empezado a tomar formar con la instalación del primer telesilla que prolongará las pistas hacia el valle de Castanesa, en Montanuy, un proyecto largamente esperado por este municipio, a la vez que controvertido. Aramón tiene ya muy avanzado el montaje de la infraestructura de transporte por cable: ha construido las estaciones de salida y llegada y ha colocado algunas de las 13 pilonas que sustentarán el remonte a lo largo de 1.399 metros, con el objetivo de inaugurarlo la próxima temporada.

Los trabajos se centran en el collado de Basibé, de donde parte la nueva superficie esquiable, mientras en el aparcamiento del Ampriu se puede ver estos días a los operarios hacer acopio de materiales, entre ellos las torres metálicas y los tubos de las pilonas. "Tiene que estar todo montado para el próximo invierno", declara el alcalde de Benasque, Ignacio Abadías, aunque desconoce si hay fecha prevista para el estreno.

Solo el telesilla tiene un coste de 6.027.490 euros (sin IVA). Lo ha fabricado la compañía Doppelmayr y se trata de un modelo D-Line que Aramón ya instaló el año pasado en Izas, con una velocidad de 6 metros por segundo y sillas de seis plazas. Son los primeros en España de estas características.

La infraestructura ha requerido de una concesión administrativa previa. El consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, firmó el 29 de julio una resolución que autoriza a la compañía mercantil Fomento y Desarrollo del Valle de Benasque, la sociedad del grupo Aramón al frente de la estación de Cerler, a construir y explotar el telesilla RM5-B. La duración de la concesión es de 15 años.

Es el primero de los cuatro remontes previstos en el gran proyecto para hacer de Cerler una estación con más de 100 km esquiables, extendiendo las pistas desde el collado de Basibé (2.380 m), donde está la última pilona, hacia Castanesa. El alcalde de Benasque valora positivamente el avance de las obras. "Montanuy tiene derecho a aprovecharse del desarrollo asociado al sector de la nieve. Con 17 núcleos y 160 residentes es uno de los ejemplos más graves de un territorio despoblado. No creo que haya una situación así ni en Teruel", señala Abadías.

Las obras arrancaron en el verano de 2019 con la construcción de los caminos de acceso. Tras el parón invernal, en 2020 se remodelaron las pistas de esquí. Y este año se reanudaron los trabajos con el encofrado y hormigonado de los cimientos de la estación de llegada, en el collado de Basibé, dentro de los límites de la propia estación. Al mismo tiempo se ha seguido con la preparación de caminos en aquellos terrenos con cuyos propietarios hubo acuerdo.

Y es que una parte de los titulares del suelo, apoyados por Ecologistas en Acción, se opone al proyecto y ha emprendido una batalla legal para tratar de frenar la ocupación de sus tierras por medio de una expropiación urgente a la que dio el visto bueno la DGA.   

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión