Huesca
Suscríbete por 1€

Muchas luces y alguna sombra en la nueva imagen del parque San Martín de Huesca

Los vecinos valoran positivamente el resultado, destacando las 'dunas' de césped y la zona infantil. Algunos usuarios se quejan de varios remates como las canastas a diferente altura o la falta de columpios para bebés.

El parque de San Martín de Huesca luce desde esta semana nueva imagen tras finalizar la segunda fase de las obras de remodelación. Y aunque la valoración general de los vecinos de esta zona es muy positiva de este proyecto en el que el Ayuntamiento ha invertido ya 400.000 euros, también hay usuarios que lamentan que algunos detalles no se han rematado todo lo bien que se debería

Me he ido a estudiar fuera de la ciudad y, cuando he vuelto, han cambiado la plaza donde me he criado. Eso no me hace ninguna gracia”. Así valora el joven Miguel Labarta, vecino "de toda la vida" del barrio San Martín de Huesca, la renovación del parque, que acaba de reabrir después de cuatro meses de obras.

Una de las remodelaciones que se han llevado a cabo ha sido la de la cancha de baloncesto, donde se ha cambiado el suelo de cemento que había anteriormente. “Antes venía mucha gente a jugar al baloncesto aquí porque había una canasta en cada sitio, y cada una de un tamaño. Ahora, han dibujado un campo y han puesto las mismas canastas que había frente a frente, y no se puede jugar a campo completo porque cada canasta tiene una altura", lamentan Labarta y sus amigos. 

Ese no ha sido el único cambio en el parque. "Nos ha afectado bastante que quitaran la pista de cemento, donde se patinaba, porque ahí jugábamos a fútbol, aunque es cierto que era peligroso por los hierros, pero yo la habría reformado en lugar de quitarla", opina el grupo de amigos. "Entendemos que tenga que cambiar, no va a ser toda la vida igual el parque, también hay que remodelarlo, pero estaba mejor antes, en nuestra opinión", sentencia Miguel Labarta.

La zona infantil también tiene un aire nuevo. Se han cambiado los columpios tradicionales por una "red" donde los niños y niñas se balancean. "Faltan cosas para bebés porque ahora han retirado los columpios", indica Ester Campo. "Siendo que aquí hay tanto espacio, podrían haber puesto más cosas, como unas mesas y bancos de piedra, porque además llevamos varios meses con el parque cerrado. También haría falta una zona para hacer ejercicio para las personas mayores o bancos más cómodos", apunta.

Las 'dunas' de la nueva zona verde sí han tenido un impacto muy positivo. Los niños ya corretean por el césped tras varios meses vallado. Antonio Tuda, presidente de la asociación de vecinos del barrio Santo Domingo y San Martín, critica que "la gente pasa por allí con las bicicletas y juegan a fútbol en esa zona, y así se acabará levantando el césped", por lo que pide a las autoridades "que refuercen la vigilancia para que esto no ocurra".

Tuda afirma que "la valoración general de los trabajos realizados es muy positiva", aunque, admite, "podrían haber abierto antes la zona infantil, porque ha estado varios meses cerrada". No obstante, afirma que "las obras han cumplido con el plazo y estamos muy contentos". "El nuevo suelo de la pista absorbió bien el agua de las lluvias del pasado miércoles, y las canastas son las mismas que había antes de reformar el campo de baloncesto", declara el presidente de la asociación de vecinos.

"No es una cancha de baloncesto para profesionales"

La inversión del Ayuntamiento de Huesca para esta segunda fase de las obras ha sido de unos 243.000 euros, que se suman a los 167.000 de la primera. El concejal de Medio Ambiente, Roberto Cacho, asegura que "las obras han supuesto un cambio sustancial de lo que teníamos antes, pasando de manchas verdes rodeadas de hormigón a una zona verde muy bonita, que está dentro del plan que la ciudad busca".

Respecto a las quejas, Cacho asegura que "ningún vecino ha venido al Ayuntamiento a mostrar su descontento, al revés, los comentarios que hemos recibido es de que están encantados de cómo está quedando". Además, añade que "la pista de baloncesto nueva no es para un uso profesional, para eso ya hay instalaciones suficientes para llevar a cabo esa actividad". "Buscamos que sea una zona de juego para todos los públicos, tanto pequeños como mayores", manifiesta el concejal.

Por otro lado, sobre el nuevo pavimento de la pista "solo lo puedes encontrar en Barcelona y en Huesca", destaca Cacho. El plan director de las obras, que cuenta con 11 fases, también contempla la instalación de mesas de ping pong en las siguientes actuaciones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión