Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Jesús Pérez Navasa: "Desde siempre hemos mirado a las estrellas para comprendernos"

Jesús Pérez (Huesca, 1967) asumió el cargo de director del Planetario de Aragón, situado en el Parque Tecnológico Walqa, en julio de 2020.

Jesús Pérez Navasa, director del Planetario de Aragón.
Jesús Pérez Navasa, director del Planetario de Aragón.
Pablo Segura

¿Qué hay que saber de las estrellas para dirigir un planetario?

Hay que saber qué es un planetario y poder llevar la gestión de un edificio como este, que implica conocimiento de estrellas, difusión cultural, científica... Aunque tiene también una parte lúdica.

¿Y para visitarlo? Parece un lugar muy serio.

Un planetario es un lugar de diversión. Vienen familias, grupos escolares... No hace falta saber nada, solo hay que tener ganas de aprender y conocer lo que nos ofrecen los multiversos.

Se hizo cargo del Espacio 0.42 en plena pandemia. ¿Ha costado adecuarlo a la situación?

Muchísimo. Al llegar, en julio del año pasado, nos encontramos con una situación angustiosa. Había límite de aforo del 25% y estábamos confinados en el término municipal de Huesca. La gran mayoría de nuestros visitantes provienen de fuera de la ciudad, sobre todo de Zaragoza. Supuso tener que entrar en una carrera de innovaciones, de cambios y de presentar propuestas a los públicos cercanos. De esta manera, podíamos recuperarnos económicamente y ofrecer una divulgación más amplia.

Este ha sido un gran verano para el planetario. ¿Ha tenido que ver la necesidad de buscar espacios infinitos tras el confinamiento?

Sí. El confinamiento ha sido muy duro para todos. Se está notando mucha afluencia de turismo interior aquí. Por ejemplo, se agotaron en muy poco tiempo todas las visitas de las observaciones de perseidas. Lo mismo pasa con las observaciones infantiles.

¿Qué distingue a este planetario de otros?

Un planetario es, fundamentalmente, un cine con varias formas de proyección. Lo que nos diferencia es que todas las visitas son guiadas porque tenemos mucha vocación didáctica, queremos que la gente lo pase bien y que salga con inquietudes respecto al universo. También ofrecemos el simulador 4D, un viaje con unas gafas 3D en una plataforma que se mueve para salir de Huesca y llegar a una de las lunas de Júpiter: Ganímedes. Además, tenemos dos potentes telescopios para alcanzar el espacio profundo, acompañados de unos excelentes guías.

Circo, juegos de escape y, ahora, el Museo de las Matemáticas. ¿No puede quedar empañada la identidad de este espacio con tanta oferta?

Creo que estamos reforzando, con las diferentes ofertas de carácter científico, la idea de lo que quiere ser el Planetario de Aragón: uno de los ejes que estructure este territorio para tener un conocimiento del mundo que nos rodea y trasladar a la población que hacer ciencia puede ser algo muy divertido.

¿Qué se aprende del cielo a simple vista?

Que somos una mota del universo.

¿Y qué buscamos nosotros allí?

La respuesta a las grandes preguntas de la humanidad. Desde el origen de los tiempos, hemos mirado a las estrellas para tratar de comprendernos y estas nos han dado diferentes explicaciones a nuestra existencia como seres humanos.

¿Qué podemos encontrar mirando por un telescopio?

A nosotros mismos. Aprovechando la visión de un viaje virtual desde dentro de la cúpula despegando de la Tierra, llegando a los anillos de Saturno, saliendo del Sistema Solar, para después, con un telescopio, contemplar una luz que viene de hace millones de años... Con esto, nos planteamos determinadas preguntas y trasladamos un pensamiento crítico, tan necesario en la sociedad.

¿Ya ha dejado de ser el Planetario de Huesca para convertirse en el de Aragón?

Es lo que pretendemos. Estamos en un punto estratégico. Poco a poco, conseguimos tener una mayor difusión, sobre todo entre el mundo escolar y educativo, y también notamos más presencia de otras partes de la provincia. Todo el mundo tiene constancia de que el Planetario de Aragón está en Huesca.

¿Tiene sitio Plutón en este planetario?

Tiene sitio todo el mundo. Plutón, los planetas enanos, los meteoritos y las lágrimas de San Lorenzo. Aquí no se le hacen ascos a nadie y todo el mundo que viene es bien recibido.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión