Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Las entidades locales pirenaicas urgen medidas de protección para la ganadería frente al lobo y al oso

Adelpa pide al Gobierno de Aragón que se haga cargo de los costes económicos ocasionados por los daños causados en los últimos ataques registrados, atendiendo al valor residual de cada uno de los animales que han muerto.

Al menos tres ovejas han resultado muertas en un ataque de lobo en Arrés.
Al menos tres ovejas han resultado muertas en un ataque de lobo en Arrés.
HA

La Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (Adelpa) ha instado a la Dirección General del Medio Natural del Ejecutivo regional a adoptar de manera urgente las medidas necesarias para poner fin al "temor e inseguridad" de los ganaderos del Pirineo frente a los ataques del lobo o del oso a sus rebaños.

En un manifiesto, esta organización en defensa del Pirineo reitera su defensa a "ultranza" de la ganadería extensiva como una actividad económica fundamental para mantener un medio rural "vivo", así como una herramienta para garantizar la biodiversidad actual, ya que el abandono de la actividad supondría también el del territorio.

Por esta razón, instan a la administración regional a adoptar de "forma inmediata" las medidas necesarias para proteger a la ganadería de animales como el lobo o el oso, que en varias ocasiones han atacado a los rebaños.

Advierte Adelpa de que la ausencia de estas medidas obliga a los ganaderos a estar pendientes en todo momento de su ganado y a actuar por cuenta propia para vigilar a sus rebaños.

La asociación insta, además, a la Dirección General de Medio Natural a informar de "forma transparente" acerca de su gestión en todo este proceso desde que se tuvieron noticia de los primeros ataques del lobo y el oso.

Una información que se considera necesaria para dar "las respuestas necesarias a las gentes del territorio, alimentadas ahora por los rumores y sin interlocución y diálogo con la citada dirección general".

Costes económicos

Esta organización solicita también al Gobierno aragonés que se haga cargo de los costes económicos ocasionados por los daños causados en los últimos ataques registrados, atendiendo al valor residual de cada uno de los animales que han muerto.

Destacan sus responsables que la zona afectada, principalmente la Jacetania, no está incluida en la ayudas para este año por ataques de lobo, ya que hasta ahora no se había producido ninguno, por lo que considera necesarias "medidas correctoras inmediatas".

Asimismo, dado que algunos de los ataques al ganado han sido llevados a cabo por manadas de perros salvajes, solicitan al Ejecutivo regional que instaure de forma urgente medidas de control de estos animales con el fin de tenerlos localizados.

Además, consideran necesario garantizar la seguridad física de las personas que viven y visitan los entornos rurales afectados y de los animales domésticos, así como del mantenimiento de las actividades económicas que sustentan la población humana en las zonas de montaña.

"Solicitamos -añaden- a los gobiernos de Aragón y de España que se tenga en cuenta en sus respectivas estrategias de lucha contra la despoblación que el abandono y no protección de la ganadería extensiva generada por la presencia del oso y lobo en estos territorios tendrá consecuencias irreversibles y muy graves para el asentamiento de población en los municipios del medio rural". 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión