Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Los hoteles del Pirineo baten el récord de julio con 244.000 pernoctaciones

Jaca recibió el mayor número de viajeros (15.774) y Benasque tuvo la mejor cifra de ocupación media de todo el mes (65%). La DGA lanza hoy una nueva tanda de bonos turísticos, que se suman a los que ha sacado ya la DPH.

Terrazas en el centro de Jaca.
Terrazas en el centro de Jaca.
Rafael Gobantes

Las sensaciones que había dejado julio entre los empresarios turísticos del Pirineo no podía ser mejor y los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística lo han corroborado: los hoteles batieron el récord histórico de pernoctaciones de un mes de julio con 243.917, un 35% más que el año pasado y superando la anterior mejor marca que databa del año 2017 (230.227).

Los establecimientos hoteleros recibieron 93.719 viajeros, muy cerca también del récord de 2017 (94.994). Además, son un 50% más que en julio del año pasado. El número de turistas nacionales sí que marcó un nuevo mejor registro con 81.684. En cambio, llegaron la mitad de extranjeros que hace cuatro años (12.035).

Los hoteles de Jaca fueron los que más visitantes contabilizaron de todo el Pirineo con 15.774 (su récord histórico es de 2016 con 2.1316), que sumaron 39.018 pernoctaciones (7.600 menos que la mejor marca de 2019). No obstante, la ocupación los fines de semana se disparó hasta el 70%.

Le siguió Benasque, que además mejoró su récord de viajeros de julio con 10.687 y se quedó muy cerca de hacerlo también en las pernoctaciones con 32.285 (es la tercera mejor marca tras los años 2016 y 2011). Y es que tuvo la mayor estancia media (3,1 días) y el grado de ocupación durante el mes se situó en el 65%.

Mientras, en Sallent de Gállego recibieron 10.238 viajeros (su cuarto mejor registro) que hicieron que los establecimientos batieran también su récord de pernoctaciones de julio con 29.280.

Esta vez, el INE ha destacado las buenas cifras de la ciudad de Huesca. En julio los hoteles recibieron la llegada de 9.289 clientes, que sumaron 17.491 pernoctaciones ya que en este caso la estancia media fue de solo 1,8 días.

En el conjunto de la provincia, los establecimientos contabilizaron 105.100 viajeros (un 56% más que el año pasado) y casi nueve de cada diez fueron españoles. Por procedencias, Aragón encabezó el ranquin (23,3%), seguida Cataluña (213%), Madrid (17,7%), Comunidad Valenciana (9,7%), País Vasco (8,2%) y Andalucía (5%). Se sumaron 266.405 pernoctaciones (+74% que en 2020) con 2,5 días de estancia media.

Hubo 312 establecimientos abiertos con una ocupación durante el mes del 52%, el mejor dato de julio y 12 puntos por encima de la media de la última década. Dieron empleo a 1.596 personas, un 30% más que en 2020.

Problemas para encontrar personal por los elevados alquileres

Anabel Costas, vicepresidenta de Hospedaje de la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo, reconoce que tras un semestre con los pocos hoteles que estuvieron abiertos al 10% de ocupación, "fue una sorpresa que julio se comportara tan bien". Y lamenta que no pudieran atender a los clientes con la "excelencia" deseada por los problemas que tuvieron para encontrar personal. "En los establecimientos pequeños, las familias hemos ido de cráneo para poder cubrir todos los turnos", asegura. Una de las causas son los elevados alquileres, por lo que piden ayudas.

Costas espera que agosto sea "aún mejor" y admite que el verano está siendo "una bocanada de aire fresco, aunque no podemos olvidarnos de dónde venimos". También valora los bonos turísticos de la DGA y la DPH "porque es la mejor forma de desestacionalizar y de que podamos seguir abiertos y mantener los puestos de trabajo más tiempo". 

Segunda tanda de bonos turísticos

Precisamente este miércoles, a partir de las 10.00, el Gobierno de Aragón, junto con las tres diputaciones provinciales, lanza una segunda tanda de bonos para la compra de paquetes turísticos, a través de agencias de viajes de la comunidad, que subvencionan hasta el 40% y un importe máximo de 300 euros para estancias de al menos dos noches en hoteles, casas rurales, apartamentos turísticos, cámpines, refugios y albergues a consumir entre el 1 de septiembre y el 20 de diciembre. La primera remesa se agotó en dos días al llegar a las 5.000 solicitudes previstas. El programa está financiado con 3 millones de euros (1,5 de la DGA y el resto de las diputaciones provinciales).

En el caso de Huesca, se solaparán con los bonos propios que ha sacado la DPH -dotados con 700.000 euros- con el mismo descuento del 40% pero con un límite de 150 euros por reserva. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión