Huesca
Suscríbete

Muere el montañero que sufrió una grave caída de 100 metros en Candanchú

Es la octava persona que pierde la vida este año realizando actividades al aire libre en Huesca, dos de ellas por posibles infartos y el resto por accidentes.

Es la octava persona que pierde la vida este año realizando actividades al aire libre en Huesca, dos de ellas por posibles infartos y el resto por accidentes.

El montañero vizcaíno de 69 años que sufrió el lunes una grave caída, desde una altura de 100 metros, en la zona de Aísa, en Candanchú, ha fallecido, según han confirmado este martes fuentes del departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón. El hombre fue rescatado todavía consciente por los especialistas de la Guardia Civil y trasladado de urgencia en el helicóptero del 112 a un centro hospitalario de Zaragoza, pero no ha podido superar la gravedad de las heridas. 

La Guardia Civil recibió un aviso obre las 19.00 a través del 112 informando que un senderista se había precipitado en la zona denominada Cueva de los Contrabandistas.

Al conocerse que el estado del accidentado era grave y al encontrarse el helicóptero de la Guardia Civil de Huesca en Panticosa finalizando otro rescate en la zona de Respomuso, se tomó la decisión que se dirigieran directamente al lugar con personal del EREIM de Panticosa. Además se activó al personal de Jaca por si fuera necesaria su intervención en apoyo.

Una vez en la zona, los especialistas y la sanitaria del 061 fueron dejados mediante un apoyo parcial en el lugar más cercano posible a donde se encontraba el accidentado, una zona con pendiente muy inclinada. 

Tras recibir las primeras atenciones médicas, lo colocaron en la camilla y evacuaron mediante un ciclo de grúa hasta el parquin de la estación de esquí, donde esperaba una ambulancia medicalizada. 

Posteriormente fue trasladado al Hospital Miguel Servet de Zaragoza en el helicóptero medicalizado de 112 con politraumatismos severos.

Con esta ya son ocho las personas que han fallecido este año realizando distintas actividades al aire libre en la provincia de Huesca. De ellas, dos fallecieron por posibles infartos y el resto por accidentes. 

Precisamente el domingo perdió la vida un montañero de 57 años y vecino de Huesca tras sufrir un desvanecimiento cuando se encontraba caminando por la subida de Argualas, en una zona conocida como Majada Baja. Los especialistas de la Guardia Civil y el médico del 061 le realizaron maniobras de reanimación, pero tras más de una hora no consiguieron su recuperación por lo que se certificaron su fallecimiento. Un senderista leridano de 57 años murió también el 15 de mayo por un posible infarto en la ruta de las cascadas de Cerler

Los otros cinco accidentes mortales registrados este año fueron una barranquista de Barbastro de 33 años que se ahogó en Torla; un corredor de montaña de Alicante residente en Jaca, de 22, que se despeñó por un cortado en la zona de Candanchú; un escalador catalán, de 49, que murió al desprenderse una roca del pico Balaitus, en Panticosa; otro escalador catalán de 55 años que sufrió una grave caída en el pico Tromouse, en Bielsa; y un ciclista de Zaragoza de 58 años que tuvo un accidente en una pista forestal de Capella.

Ampliaremos la información

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión