Huesca
Suscríbete

Se desprenden las losas que cubren la cubierta del ábside del monasterio de Alaón en Sopeira

Una arquitecta del Obispado de Barbastro-Monzón se desplazará hoy para evaluar el alcance de los daños.

Imagen del sorpresivo desprendimiento de las losas.
Imagen del sorpresivo desprendimiento de las losas.
Ángel Gayúbar

Los vecinos de Sopeira y los visitantes de su monumental monasterio de Alaón se encuentran estos días con unas vallas que delimitan el espacio cercano a la cabecera del cenobio para prevenir posibles accidentes tras el desprendimiento de parte de la techumbre de losas que cubre el ábside central de este templo románico.

El derrumbo pudo ocurrir el pasado domingo y fue advertido el día siguiente por la persona que realiza las visitas guiadas programadas este verano por el obispado de Barbastro-Monzón, titular de este impresionante conjunto monumental que presume de ser uno de los mejores ejemplos del románico lombardo en el Alto Aragón.

Los responsables de Patrimonio del obispado han puesto en conocimiento del Gobierno de Aragón este hecho y han recibido las garantías de apoyo y colaboración del Ejecutivo en las actuaciones que sean necesarias para rehabilitar el conjunto. De hecho, explican que está previsto que este jueves viaje hasta Sopeira la arquitecta responsable de temas patrimoniales para comprobar el alcance de los daños y evaluar las actuaciones a realizar en la techumbre del ábside central y también en los laterales.

Este deslizamiento de las losas ha ocasionado una auténtica sorpresa entre los conocedores de este histórico cenobio ya que la techumbre presentaba un muy buen aspecto y nada hacía prever la existencia de problemas. Se da la circunstancia añadida de que las cubiertas de todo el conjunto monástico se rehabilitaron íntegramente en 1979 y en 2001 se realizó específicamente una actuación de renovación del acabado de las techumbres de los ábsides ahora afectados.

El alcalde de Sopeira, José María Ariño, comenta que se trata de una afección "ocasionada por causas que se desconocen" y que, por suerte, parece "más aparatosa que grave". No obstante, remite a las conclusiones del informe de los técnicos del Museo Diocesano de Barbastro-Monzón que se van a desplazar para evaluar in situ el alcance de los daños y las medidas a adoptar.

También el experto en arte y divulgador del románico ribagorzano Francisco Martí, que estuvo este miércoles en Sopeira, considera que se trata de un "estropicio notorio", aunque poco importante en términos estructurales y que "se puede solventar con bastante facilidad" porque ni siquiera afecta a la totalidad de la techumbre del ábside ya que está en una zona relativamente pequeña y muy delimitada.

Un rayo, el viento, vegetación...

Analizando las hipótesis que han podido ocasionar este colapso de las losas -se baraja a priori la posibilidad de que una chispa o un rayo hayan podido ser los desencadenantes del derrumbe o también la incidencia de una puntual volada de aire sobre alguna losa mal anclada o suelta-, Francisco Martí apunta también al efecto socavador que ejerce la vegetación de musgos y pequeñas matas que suele crecer entre las losas de este tipo de cubiertas y que, con sus raíces, han podido provocar el desanclaje de las piezas y ser el factor último del desprendimiento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión