Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

El Ministerio ultima la licitación del plan director de la catedral de Huesca

Un campo de trabajo arqueológico con la participación de una veintena de jóvenes saca a la luz restos romanos, medievales y andalusíes en la zona de acceso a las antiguas dependencias del palacio episcopal. 

El Ministerio de Cultura ultima la licitación del esperado plan director para conservar, rehabilitar y potenciar la catedral de Huesca y su entorno ya que es uno de los pocos templos de sus características que todavía no cuenta con él. De hecho, recientemente se puso en contacto con los responsables de la diócesis para recabar unos datos con la intención de sacar a concurso la redacción en septiembre u octubre, según la estimación del delegado de Patrimonio, José María Nasarre

Este plan, que tendrá un plazo de elaboración de un año aproximadamente, hará un  diagnóstico de la situación actual de toda la manzana de la catedral y definirá propuestas de actuación cuantificando las inversiones necesarias y su temporalización, que se irá ejecutando por fases en función de los presupuestos de cada año. 

Nasarre afirmó que "aparentemente" el aspecto exterior de la catedral desde la plaza es "relativamente bueno". Sin embargo, hay zonas muy deterioradas como la calle Palacio, "donde hay una malla para contener los desprendimientos de fragmentos de piedra sillar que se van erosionando"; la zona de los ábsides, "cuyos pináculos están en una situación lamentable"; o el entorno trasero, "donde merecería la pena también incidir para consolidar las ruinas y que no vayan a más sino que sean un patrimonio vivo de cultura y de historia de lo que ha sido nuestra ciudad". 

Precisamente este año se ha vuelto a poner "un granito de arena" más de cara a ese plan director con la cuarta edición del campo de trabajo arqueológico patrocinado por la Comarca de la Hoya de Huesca que finaliza este viernes tras dos semanas. Una veintena de jóvenes han participado en estas labores de excavación en la zona más próxima la calle Forment, en el acceso a las antiguas dependencias del palacio episcopal, que han sacado a la luz restos romanos, medievales y andalusíes

En la visita realizada este jueves, José María Nasarre agradeció la colaboración de la Comarca y reivindicó la importancia que tiene para toda la ciudadanía el patrimonio, "que es un bien cultural de la sociedad independientemente de quién sea su propietario, y merece la pena que las instituciones públicas y privadas estemos aunando voluntades, esfuerzos y medios económicos para rescatar, leer, conservar y difundir las señas de identidad porque son un valor incalculable".

La arqueóloga Julia Justes, que está al frente del campo de trabajo, explicó que en estas dos semanas de trabajo han descubierto restos de un muro que creen que podría pertenecer a una domus (casa) del siglo I después de Cristo. "Sospechamos que parte de la ciudad romana está debajo de nuestros pies y sobre ella se construyó la parte más sustancial a nivel religioso de la ciudad", indicó. 

También han aparecido mancha de cenizas con cerámica hecha a mano que podrían corresponder a un hogar de la época prerromana. Pero en la misma zona han dado "saltos en el tiempo" ya que han descubierto una base de una columna que podría ser parte de una casa del siglo X y XI y el pavimento de losas que daban acceso a los almacenes de la época andalusí del siglo XIV. "Tenemos toda esa historia comprimida en un espacio de unos 25 metros cuadrados e intentamos recuperarla poco a poco para poder entenderla", destacó Justes. 

Por su parte, Jesús Alfaro, presidente de la Comarca de la Hoya, agradeció la oportunidad de seguir colaborando con este proyecto "en un lugar tan emblemático y con tanta historia que seguro que nos va a deparar muchas sorpresas y hallazgos", y se comprometió a seguir apoyándolo económicamente.

Como explicó Isabel Ramos, delegada de Pastoral Juvenil de la diócesis de Huesca, el interés por participar en el campo de trabajo crece año a año entre estos jóvenes. "Se lo pasan bien, se sienten útiles, aprenden un poco de la historia de su ciudad y la mayoría siempre repite", valoró.

Uno de los que repite es Pablo Esparrach. "Me he apuntado por estar con los amigos, porque el trabajo es muy guay y porque aprendes un montón sobre historia, cerámica... Es una sensación genial pensar que estás redescubriendo algo que construyeron hace cientos de años", señaló. 

Mientras, Clara Gallego se estrena por 'consejo' de su hermano, que estaba el año pasado. "Por la mañana estás aquí cavando, que ya es más de lo que haces estos días de vacaciones en casa, y luego por la tarde se descansa, se juega y se va a la piscina con los amigos. Nunca había cogido una pala y es muy interesante porque estoy aprendiendo a diferenciar la arcilla, el ladrillo, las tejas...", dijo. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión