Huesca
Suscríbete

"No se puede consentir que un maltratador no arrepentido pueda volver a visitar a mis hijos y recuperar el control de sus vidas"

Cerca de 200 personas mostraron este miércoles en Huesca su apoyo a Paloma Delgado, que está luchando en los tribunales para impedir que su exmarido, condenado a siete años de prisión por maltrato habitual a ella y a sus tres hijos, recupere el régimen de visitas a finales de 2022.

Paloma Delgado, a la derecha, agradeció el apoyo de las cerca de 200 personas que acudieron a la concentración contra las violencias machistas..
Paloma Delgado, a la derecha, agradeció el apoyo de las cerca de 200 personas que acudieron a la concentración contra las violencias machistas..
Pablo Segura

"Más allá de que entre o no en prisión mi exmarido, lo que nos condiciona la vida es que un maltratador no arrepentido recupere el control total sobre mis hijos y sepa dónde van a vivir, en qué colegio van a estudiar, si van al dentista, qué extraescolar van a hacer... Eso no se puede consentir". Este es el grito desesperado que lanzó este miércoles Paloma Delgado ante las cerca de 200 personas que acudieron para darle su apoyo en la concentración contra las violencias machistas que cada último miércoles de mes desde hace más de dos años organiza el Colectivo de Mujeres Feministas de Huesca -respaldada esta vez también por la asociación Somos + de Zaragoza- y que la tuvo a ella como protagonista. 

Su marido, exconcejal del PP de Huesca, fue condenado a siete años de prisión por maltratarla habitualmente a ella y a sus tres hijos cuando tenían 6, 9 y 11 años. La sentencia del Juzgado de lo Penal fue confirmada primero por la Audiencia Provincial de Huesca y luego por el Tribunal Supremo. Sin embargo, no ha tenido que ingresar en la cárcel ya que el juzgado aceptó suspender el cumplimiento de la pena privativa de libertad al individualizarlas (eran cuatro condenas de un año y nieve meses cada una) a cambio de que no vuelva a delinquir en tres años y realice un curso en materia de violencia de género y 510 jornadas de trabajos sociales.

La Fiscalía no se opuso pero sí recurrió las liquidaciones del resto de penas solicitando que no pueda acercarse ni visitar a sus hijos hasta el año 2034, cuando todos ellos ya serían mayores de edad. Sin embargo, el letrado de la Administración de Justicia argumentó que no se podían sumar las penas sino que eran individuales y estableció que la orden de alejamiento expiraba en octubre del año pasado (la de su hijo mayor en octubre de 2022); la suspensión del régimen de visitas, en diciembre de 2022; la inhabilitación de la patria potestad, en septiembre de 2025; y la prohibición de tenencia de armas, en octubre de 2033.

Paloma Delgado recurrió a la Audiencia Provincial de Huesca, que desestimó su petición y ahora acaba de agotar la último posibilidad con la presentación de un recurso de súplica. Reconoce no tener ya demasiadas esperanzas, pero asegura que seguirá luchando para "abrir una brecha en el sistema". Además, ha puesto en marcha una campaña de recogida de firmas en change.org que supera ya los 4.000 apoyos. 

Cerca de 200 personas acudieron a la concentración convocada en la plaza Concepción Arenal para apoyar a Paloma Delgado, víctima de violencia de género.
Cerca de 200 personas acudieron a la concentración convocada en la plaza Concepción Arenal para apoyar a Paloma Delgado, víctima de violencia de género.
Pablo Segura

En la concentración, Paloma Delgado insistió en dar las "gracias en nombre de mis hijos por el cariño infinito trasmitido estos días, que es imprescindible porque hemos vivido una soledad muy grande en este proceso, y también por demostrarme que estaba equivocada callando".

Explicó que sus hijos, al conocer la decisión judicial de permitir retomar las visitas a su padre a finales del próximo año, le pidieron "desesperadamente" que hicieses lo que fuese para evitarlo. Por ello, escribió al CGPJ, a la Fiscalía de Violencia de Género, al Ministerio de Igualdad, al Justicia de Aragón, al Defensor del Pueblo y al Defensor del Menor... Pero ante el silencio recibido, decidió hacer público su caso a través de los medios de comunicación "que son nuestro principal aliado", dijo. 

Aseguró que su caso no es único sino que "montones de familias y de niños" también están siendo víctimas, a su juicio, de un error del sistema "porque en él prevalece el derecho del progenitor por encima de cualquier derecho que pueda tener el menor". Además, recordó que el artículo 83 del Código Penal establece que la suspensión de prisión irá condicionada a una orden de alejamiento.

En este sentido, recalcó que "no es una lucha personal contra el juzgado de Huesca, no quiero ofender a nadie, pero es un fallo del sistema porque es una situación que se repite una y otra vez". "Yo solo pido protección para mis hijos", subrayó.

Paloma Delgado puso el ejemplo de una condena a un año de prisión por maltrato a un perro de un juzgado de Tenerife que no suspendió la pena porque el dueño no estaba arrepentido. "Si un juzgado ha sido capaz de tener sensibilidad hacia un perro, no pierdo la esperanza de que esa empatía se pueda girar también hacia mis hijos y otros niños".

Desde el Colectivo de Mujeres Feministas de Huesca, que recordaron los nombres de las cinco mujeres asesinadas este mes por sus parejas o exparejas en España, valoraron la "voluntad y persistencia" de Paloma Delgado "porque nos muestra el máximo que puede hacer una superviviente de violencia de género para que se haga justicia". Y calificaron de "nefasta" la resolución de la Audiencia de Huesca. 

Mientras, las representantes de Somos + afirmaron que "un maltratador nunca será un buen padre" y por ello reclamaron que se modifiquen las leyes para privarles de la patria potestad, "que es una condena para los menores hasta que cumplen los 18 años".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión