Huesca
Suscríbete

Esta noche va por ti, Pau

El líder de Jarabe de Palo será recordado este sábado por la noche en el homenaje que le rinde el mundo de la música en Montanuy, el pueblo de su familia que inspiró algunos de sus temas.

Pau Donés, en un reportaje fotográfico que concedió a HERALDO en marzo de 2007.
Pau Donés, en un reportaje fotográfico que concedió a HERALDO en marzo de 2007.
Maite Fernández/Heraldo

 "Es un sitio precioso del Pirineo aragonés... Me tira mucho. Sobre todo disfrutar del monte en general, en compañía y en solitario, pero más en solitario". Pau Donés se sentía profundamente ligado a Montanuy, el pueblo de los veranos de su infancia y que le inspiró algunas de sus mejores canciones. A orillas de las bravas aguas del río Noguera-Ribagorzana, en el límite entre Aragón, donde se hunden las raíces de su familia, y Cataluña, a la que emigró el patriarca, Amado Donés, se rendirá homenaje en la noche de este sábado al cantante de Jarabe de Palo, quien se despidió de la vida víctima de un cáncer hace ya un año y un mes.

Él siempre presumió de su origen aragonés. "Mi familia es de Montanuy, en Huesca. Yo tengo una casita por ahí cerca, en el valle de Arán. Aragón no solo está en mis orígenes. Nací músico. Pero la cabezonería de los aragoneses, esa voluntad tenaz, me ha ayudado mucho en mi carrera", dijo en una entrevista. Él estaba orgulloso de sus raíces y Montanuy, de él, su vecino más ilustre, al que ahora puede agradecer que haya llevado por todo el mundo el nombre del pueblo.

Esta conjunción ha sido posible gracias al festival Sonna de la Diputación de Huesca. Hoy, reconocen los organizadores, celebra su "velada más emotiva y entrañable" con el Homenaje a Pau Donés. Solo unos pocos podrán ser testigos de este adiós, que se celebrará en un terreno comunal pegado al casco urbano y cedido por los vecinos. Las entradas-invitación se agotaron en apenas dos horas (150 se reservaron para los residentes). "Todos están volcados y orgullosos del homenaje a Pau", comentó la alcaldesa, Esther Cereza, quien lamentó que en la actual situación sanitaria no se puede abrir más el aforo, aunque la pequeña localidad tampoco permite acoger a muchas más personas.

Dada la expectación, el Ayuntamiento de Montanuy, de acuerdo con los responsables del festival y con las fuerzas de seguridad del Estado (Guardia Civil y Mossos d’Esquadra) limitará el acceso a los espectadores que dispongan de una. Es más, ruegan encarecidamente al público sin entrada que se abstenga de acudir al espacio del concierto o a sus inmediaciones.

Pau Donés solía regresar para reencontrarse con sus raíces y con su padre, que todavía vive allí. El músico se llegó a empadronar en esta zona de los Pirineos, un lugar simbólico de la despoblación: el municipio apenas cuenta con 200 habitantes repartidos en 17 núcleos.

Las estrellas iluminarán una noche especial dedicada a Pau, que comenzará a las 22.15 con la proyección del documental ‘Eso que tú me das: Última charla con Pau Donés’, dirigido por Jordi Évole y Ramón Lara. Al término de la proyección, los músicos de Jarabe de Palo se subirán al escenario para desgranar una actuación homenaje en la que interpretarán los temas más significativos de su discografía, incluyendo algunos de su último disco, ‘Tragas o escupes’, publicado en la primavera de 2020, todavía con la voz y las guitarras de Pau. Sobre el escenario estarán Álex Tena (batería), Jimmy Jenks Jiménez (saxo), Jaime de Burgos (teclados), Jordi Vericat (bajo) y David Muñoz (guitarra). Y junto a ellos, un ramillete de artistas que grabaron o trabajaron con Pau Donés y Jarabe de Palo. Entre ellos se cuenta con la presencia de Adriá Salas (La Pegatina), Marinah (Ojos de Brujo), La Mari (Chambao), Travis Birds, Raúl Usieto (Pecker) y Elem.

Es la noche más esperada del Sonna, uno de los momentos apoteósicos del verano musical en Aragón. En esta misma comarca, en la Ribagorza, inició su recorrido el festival con un espectáculo teatral en la basílica de la Virgen de la Peña de Graus bajo la dirección de Jesús Arbués y con una importante nómina de colaboradores, entre los que destacaron los músicos de Olga y los Ministriles y la compañía de danza acrobática Maldita seas. Producciones Viridiana fue la encargada de levantar el telón de la segunda edición del Sonna, combinando música, teatro y danza.

Esta noche, a pocos kilómetros, en Montanuy, el espíritu de una voz tan especial como la de Pau Donés pondrá la piel de gallina a los 500 privilegiados espectadores que asistirán a su homenaje.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión