Huesca
Suscríbete

De Garrapinillos a Serbia pasando por un zulo en una iglesia: la ruta de la droga que desbarató la Guardia Civil de Huesca

Una organización criminal serbia utilizó naves abandonadas para cultivar marihuana en Lanaja, Nueno, Cuarte de Huerva, El Burgo de Ebro, La Muela, Torralba de Ribota, San Mateo de Gállego y Zuera.

De arriba a abajo, recuento del dinero incautado, las detenciones, las instalaciones eléctricas de las plantaciones y uno de los cultivos.
De arriba a abajo, recuento del dinero incautado, las detenciones, las instalaciones eléctricas de las plantaciones y uno de los cultivos.
Guardia Civil

La red serbia dedicada al cultivo de marihuana, desarticulada en una operación conjunta entre la Guardia Civil de Huesca y el Servicio de Lucha contra el Crimen Organizado de la Policía de ese país, tenía plantaciones en las localidades zaragozanas de Cuarte de Huerva, El Burgo de Ebro, Utebo (en el camino de Garrapinillos), La Muela, Torralba de Ribota, San Mateo de Gállego, Zuera y en un polígono de San Gregorio. También en Lanaja y Nueno, en la provincia de Huesca, y en Valls (Tarragona). Incluso en el centro de la ciudad de Zaragoza, en un zulo instalado bajo un centro de oración ortodoxo. 

La organización criminal aprovechaba naves vacías donde montaba la instalación eléctrica y de riego, y creó empresas pantalla para el transporte de la mercancía, que viajaba en camiones con otros productos a través del Pirineo con destino a varios países europeos, entre ellos Alemania y Austria. La elección de Aragón como sede de su actividad criminal se debía precisamente a la cercanía a la frontera. 

El peso de la operación para desarticular a la banda recayó en la Comandancia de Huesca, cuyos agentes formaron un equipo conjunto con los policías serbios para practicar los registros y las detenciones en uno y otro país. Su máximo responsable, el teniente coronel Francisco Pulido, destaca la importancia de una investigación "de esta envergadura" y de dimensión internacional, realizada desde una pequeña comandancia, que podrán aprovechar otros países a raíz de la información proporcionada. Todo ello, dice, fruto de la "perseverancia" de los agentes.  

La investigación ha durado casi dos años, con algún paréntesis por la pandemia. Y como muchas, arrancó de forma casi fortuita, cuando en el municipio de Lanaja, cerca de la localidad de Villanueva de Sijena, una patrulla de seguridad ciudadana acudió a una granja a causa de un pequeño incendio. Dentro de una nave, los agentes se toparon con una plantación de marihuana vigilada por ciudadanos serbios que no daban explicaciones convincentes de su estancia en España y sin domicilio conocido. El fuego lo provocó un enganche ilegal a la red eléctrica.

"Pronto empezamos a sospechar que se trataba de una estructura criminal organizada dedicada a generar cosechas en plantaciones 'indoor'", explica Francisco Pulido, quien el jueves participó en una rueda de prensa con los ministros de los dos países para dar cuenta de los resultados. 

Ese mismo año 2019, en diciembre, otra patrulla sospechó de la entrada y salida de varias personas de una nave abandonada en la localidad oscense de Nueno. Estaba siendo acondicionada para montar una plantación. Al mismo tiempo, la información solicitada a Serbia sobre los hombres de Lanaja confirmó sus antecedentes penales y ya se apuntaba la existencia de una red criminal que utilizaba suelo español para el cultivo de la droga.

Empresas pantalla

"Veíamos que cada vez había mas vínculos internacionales en la recolección, preparación y distribución de la droga", señala el teniente coronel. Se interceptó uno de los envíos, confirmando el modus operandi de la red y el uso de empresas pantalla para transportar la mercancía por la frontera. 

Pero Huesca no era su único emplazamiento. El grueso de las plantaciones estaban en la provincia de Zaragoza, distribuidas por naves sin uso comercial en distintas localidades. Y curiosamente, también en los bajos, un zulo, de un centro de oración ortodoxa en el centro de Zaragoza. "Algunos de los que iban allí lo sabían porque tenían acceso, otros no tenían por qué conocerlo, no era visible, estaba en un zulo oculto con una trampilla y lejos de la zona de oración", aclara el jefe de la Comandancia de Huesca. En total se desmantelaron 12 naves con 15.000 plantas.

Así operaba la organización

Agentes de Huesca viajaron a Serbia para realizar los registros y detenciones. De los 36 arrestados, 8 son españoles, 15 serbios, uno holandés, uno rumano y uno colombiano. Los primeros actuaban como intermediarios para conseguir los alquileres de las naves, contratar la luz eléctrica, montar la infraestructura de riego... De los cultivos se ocupaban serbios a los que traían de su país y cambiaban frecuentemente. No podían salir de las plantaciones. Ocho de los detenidos están en prisión y el resto en libertad bajo fianza. 

Los líderes vivían en Serbia y viajaban con cierta periodicidad a España. Un segundo nivel de mando, su personal de confianza, dirigía las explotaciones e instruía a un tercero para localizar nuevas ubicaciones y gestionar los contratos de luz, agua y alquiler. Estos sí eran españoles. Por debajo de ellos estaban los otros serbios que cuidaban las cosechas sin salir de las naves.

El material se embolsaba para enviarlo a Europa. Iba cargado en furgonetas y luego camuflado en camiones de empresas pantalla que la organización había constituido para transportar la droga. "Buscaban zonas tranquilas, cerca de la frontera para facilitar el traslado y bien comunicadas con Francia", precisa el mando de la Guardia Civil. La excepción en su modus operandi fue el centro de oración ortodoxo en el centro de Zaragoza.

Las rutas de la droga llegaban hasta Austria o Alemania, en cuyos países ya se han abierto investigaciones con los datos proporcionados por la Guardia Civil. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, destacó lo novedosos de la operación, ya que por primera vez se constituyó un equipo conjunto con un Estado extracomunitario para actuar en los dos países bajo la acción coordinada de los jueces de uno y otro lado. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión