Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Paco Paricio e Ismael Civiac crean un espectáculo único en el que unen títeres, magia y clown

El montaje, ‘Torpeza Obliga’, se podrá ver hoy en Robres y su estreno oficial será en agosto en el festival Sonna

Ismael Civiac, caracterizado y junto a la escenografía de su nuevo espectáculo.
Ismael Civiac, caracterizado y junto a la escenografía de su nuevo espectáculo.
Pilara Vicién

Torpeza Obliga es el nombre de un espectáculo único, en el que confluyen títeres, magia y clown. El montaje es producto de la unión de dos grandes de la escena, el ilusionista Ismael Civiac, campeón mundial de magia de calle, y Paco Paricio, alma mater de Los Titiriteros de Binéfar, a los que la pandemia les brindó el tiempo necesario para hacer realidad un proyecto que llevaba tiempo rondando en sus cabezas. El preestreno del montaje, que promete emocionar, tendrá lugar hoy, a las 22.00, dentro del XX Festival Internacional de la Oralidad Villa de Robres.

A finales de los años 90, Ismael Civiac formó parte de Los Titiriteros de Binéfar, animado por su padre, quien le trasmitió su pasión por la magia y quien tenía muy claro que un buen ilusionista debe poseer grandes dotes teatrales. Tras la experiencia, y con los conocimientos adquiridos, Civiac inició su propio camino, que ha estado plagado de éxitos. Y, ahora, aunque con distintos papeles, vuelve al abrigo del que fuera uno de sus mentores. En Torpeza Obliga, el ilusionista lleva todo el peso del espectáculo, bajo la batuta de Paco Paricio, que, además de asumir la dirección artística, ha sido el artífice del guion. Según explica Civiac, «la historia está protagonizada por un payaso llamado Guirlache, que cree haber sido contratado para una fiesta de cumpleaños, donde las expectativas de los asistentes son otras y ponen en evidencia su falta de pericia». «Al final, deja un hermoso mensaje, en el que nos habla de que cualesquiera que sean nuestras dificultades debemos luchar con nuestras propias armas con el fin de averiguar cuál es nuestro sitio en el mundo y alcanzar importantes retos», añade.

El ilusionista explica que se trata de un espectáculo totalmente diferente a los realizados hasta ahora por la compañía Civi-Civiac. Y ya son muchos. De hecho, incluyendo este nuevo montaje, son 23 en 20 años de trayectoria. «Torpeza Obliga une teatro, clown, ilusionismo y títeres, a través de un guion muy bien armado y una preciosa escenografía», explica. Los efectos de magia van desde los números más clásicos hasta los más complejos, donde incluye la participación de varios títeres ideados para el montaje. «Son efectos sorprendentes, de los que dejan con la boca abierta y desafían a la mente del espectador. Y, además, tienen la gran novedad de incluir títeres, a los que Paco Paricio ha dotado de vida propia», explica Civiac. Y todo ello «con un hilo argumental muy bien trabajado, que permite conectar con el público y por supuesto, llegar a emocionar, gracias a la historia ideada y a la parte teatral», añade.

El estreno oficial de Torpeza Obliga tendrá lugar el 19 de agosto en la ermita de Santa María de Dulcis. La actuación formará parte del festival Sonna de la Diputación Provincial.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión