Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Las necropsias determinan que el ataque al rebaño de Torralba de Aragón fue obra de uno o varios perros salvajes

Las conclusiones se basan en el tipo y la localización de los mordiscos, que fueron «de potencia moderada y reiterados» y en algunos casos infligidos en regiones en las que resultan inútiles para abatir a la presa.

El ataque ha tenido lugar a tan solo 100 metros del casco urbano de Torralba de Aragón, cuya silueta se dibuja al fondo
El ataque tuvo lugar a tan solo 100 metros del casco urbano de Torralba de Aragón, cuya silueta se dibuja al fondo
HA

El ataque sufrido el pasado jueves por un rebaño de ovino situado cerca de la localidad de Torralba de Aragón fue obra de uno o varios perros salvajes. Así lo determinan las necropsias practicadas a dos de las nueve ovejas que resultaron muertas y que fueron trasladadas al centro de recuperación de La Alfranca.

El informe alcanza esta conclusión por el tipo y la localización de los mordiscos, que fueron "de potencia moderada y reiterados" y en algunos casos infligidos en regiones en las que resultan inútiles para abatir a la presa. "La forma de actuar -señala el documento- es muy diferente a la del lobo", que, según se explica, se caracteriza por el mordisco efectivo y mantenido en zonas muy concretas, lo que provoca la inmovilización y muerte del animal.

La localidad de Torralba de Aragón está situada en la zona norte de Los Monegros, justo al lado del municipio de Tardienta, donde han tenido lugar los ataques más recientes, unos infligidos por perros salvajes y otros por el lobo.

El rebaño de Agustín Martínez, vecino de Tardienta, sufrió los dos anteriores. El último tuvo lugar el pasado 31 de mayo, con el resultado inicial de ocho animales muertos y doce heridos. Las necropsias concluyeron que habían sido perros salvajes. No obstante, el anterior, que tuvo lugar en febrero y que se saldó con dos ovejas muertas, fue obra del lobo.

Desde el departamento aragonés de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, indican que "no se trata de entrar en un debate de si el ataque es de perro o lobo" y reconocen que "el perjuicio es el mismo". También recuerdan que para acceder a las ayudas dirigidas a los ganaderos no es necesario demostrar si es perro o lobo, ya que tienen derecho a las mismas siempre y cuando su explotación esté ubicada en un municipio donde está demostrada la presencia reiterada del cánido. Asimismo, frente a lo que ocurre con el lobo, que es una Especie de Interés Comunitario para la Unión Europea, fuentes de la DGA explican que en el caso de los perros los municipios pueden solicitar al INAGA un permiso para capturarlos.

Desde el Gobierno de Aragón, también se explica que las tres cámaras colocadas en la zona a raíz del último ataque registrado en Tardienta no han captado imágenes de ningún animal. No obstante, se mantendrá la vigilancia y además, se ha pedido a los ganaderos que utilicen las medidas de autoprotección al ganado.

El último rebaño atacado estaba situado en un cercado, junto a la paridera, a tan solo 100 metros de la localidad de Torralba de Aragón. Su propietario y, al mismo tiempo, secretario general de Uaga Aragón, José María Alcubierre, insiste en que más allá de que el ataque sea atribuido a perros salvajes o al lobo "queda demostrado que existe un problema en la zona y es necesario buscar una solución a la constante amenaza que sufre la ganadería extensiva en la comarca de Los Monegros". "Si es un problema de perros salvajes ha llegado el momento de abordarlo y para ello, se necesita de la implicación de todas las administraciones de la zona: ayuntamientos, Comarca y Gobierno de Aragón. No podemos vivir con esta amenaza y temor constantes», insiste Alcubierre.

Tras el letal ataque sufrido, que se saldó con nueve ovejas muertas y cuatro heridas, el ganadero confiesa que le ha resultado imposible dormir, ya que "temes que se repita o en mi caso, que el animal o animales causantes hagan un daño todavía mayor llegando a entrar en la paridera". "No podemos vivir así; necesitamos soluciones", insiste, al recordar que hace dos años uno o varios perros salvajes también perpetraron un ataque similar en una explotación de Tardienta y en ese momento, se les denegó el permiso para organizar una batida o espera.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión